SATISFACCION Y ESPECTATIVAS

26 05 2022

El pasado sábado, poco antes de finalizar los partidos (ya sentenciados) en los que San Inazio realizó una demostración de un béisbol de calidad, un aficionado que se encontraba en la tribuna, se acercó a este juntaletras y le sentenció:
“No me arrepiento de haberme hecho socio recientemente de este equipo, hoy me siento recompensado”.
Terminó diciendo que “He visto todos los partidos de esta temporada en casa y he comprobado el progreso del equipo. Estamos en un buen momento, pero pienso que, ahora, lo importante es no echar las campanas al vuelo, no bajar la guardia y trabajar con cordura y equilibrio, sin creerse que ya somos campeones. Hay que estar alerta y expectantes”.
Estamos de acuerdo, fue mi respuesta.
Lo cierto es que la tribuna del diamante de la novena saniarra, cada vez acoge a más convencidos aficionados. Cada jornada se ven más “caras nuevas” aunque… se sigue echando en falta, “viejas caras”. Pero sea como fuere, esas gradas, cada día albergan a un mayor y más numeroso público que disfruta de un equipo que viene ofreciendo excelentes espectáculos beisboleros.
Se pudo comprobar, cómo entre los aficionados se hacían “apuestas jocosas” respecto a si este año toca ganar la Liga, o solo la Copa o si es posible, incluso, obtener los dos títulos…
También estaban quienes decían que aún era demasiado prematuro hablar de títulos, a pesar de que lo que se está viendo hasta ahora es una novena compacta, con buenos peloteros, que pueden y saben desarrollar un excelente juego, ambiciosos y de gran poder; pero… (Seguían comentando) “la competición es todavía muy larga y es de esperar diferentes dificultades ante las que será preciso y necesario mostrarse serenos y coherentes”
También, plenamente de acuerdo.
Hay que tener en cuenta que aún quedan cinco peligrosas jornadas por resolver.
Queda por devolver visita a los tinerfeños y arrancarles victorias, en un campo incómodo y traidor. Previamente, es necesario alejar de los talones, al perseguidor Beisbol Navarra, en jornada que se resolverá en Bilbao y, más tarde, recibir también en casa a Miralbueno Zaragoza para, finalmente, visitar el estadio del Sant Boi, en la última jornada de la liga regular.
Pero para ello, para afrontar esas cuatro jornadas ligueras con cierta comodidad, es necesario reforzar la mochila y cargarla con dos nuevas victorias, como las que se pretenden obtener pasado mañana sábado en El Fango, con la misión ineludible de doblegar al Antorcha de Valencia, situado en mitad de la tabla de su grupo y que viene de repartir victorias en su último enfrentamiento contra los santboianos.

CBS ANTORCHA VALENCA, es otro de los históricos clubes que, fundado en 1958, ha desarrollado su actividad de manera un tanto irregular e intermitente, apareciendo en el panorama de la competición estatal en diferentes y puntuales etapas, habiendo canalizado la misma a través de la promoción y desarrollo del softbol, fundamentalmente femenino, en el ámbito de la Comunidad Valenciana y nacional, aunque siempre manteniendo equipos de béisbol, sobre todo en categorías menores.
Tanto con el equipo femenino, como con los Sub masculinos, Antorcha ha ido cosechando grandes éxitos en las competencias domésticas, estatales e internacionales, siempre bajo el auspicio de su alma mater, viejo zorro de la gran pelota y miembro del Salón de la fama de la RFEBS, BETO SANCHEZ, que desde hace más de tres décadas viene rigiendo los destinos de este longevo club.
Pero ahora hablamos de béisbol. Béisbol sénior y de pelota de la máxima división estatal.
Desde hace unos años, luego de conseguir, por fin, el ansiado ascenso a la División de Honor de la Liga Nacional, la novena del río Turia, se presenta cada temporada como un equipo compacto y con personalidad, habiendo comenzado la del 2022, como uno de los equipos más interesantes y competitivos, alcanzando excelentes niveles de juego y con grandes esperanzas de mantenerse en la élite.
Pero conviene significar sin embargo que, aunque se encuentre cómodo en esa mitad de la tabla, ha recibido varios pinchazos en sus ruedas.
También conviene recordar que la pasada temporada, San Inazio apabulló a los valencianos en sus enfrentamientos, apagando la llama de su antorcha en los dos juegos y terminando ambos por diferencia de carreras en el 7º inning.
Pero… (Otra vez el pero), hasta el más torpe sabe que, cada temporada, cada jornada, es diferente y hay que afrontarla de manera particular y concreta y que, en este caso, los valencianistas no se lo van a poner fácil. Por ello, el SANI no debe mirar al pasado, sino enfrentarse con serenidad al presente.
Y el “presente”, le espera el sábado a partir de las 11,30, para ratificar su progresión, intentar conseguir las dos nuevas victorias y consolidarse como la novena que aspira a…todo.
De nuevo, una jornada con mucho arroz valenciano. Pero San Inazio ya conoce la mejor manera de degustar las paellas.
Zorte on.





ASTROS PUSO EL ARROZ Y SAN INAZIO SE LLEVÓ LAS PAELLAS

23 05 2022

Apasionante jornada pelotera la de este sábado, en la que hubo dos juegos con muchos quilates de calidad.
Decíamos la pasada semana que cuando SAN NAZIO lo “intenta de verdad, el resultado siempre es la victoria”. Y no es porque en otras jornadas no lo intentara, sino que en ésta, el intento fue superior y el resultado, supremo. Consiguió, no una, sino las dos victorias. Y lo hizo ante un gran rival.
Solucionó el primer juego con cierta comodidad adjudicándoselo con un 4 a 1, y arrollando en el segundo partido a un Valencia Astros que en escasos momentos consiguió levantar cabeza y, sufriendo, se llevó una aplastante derrota de 6 carreras a 0.
Los celestes de Kepa Pocero permitieron pocas oportunidades a los valencianos. Subieron al montículo a su estrella Elio Silva que solventó un comprometido encuentro y no exento de ligeras dificultades, propiciadas por oportunos batazos rivales y algunos pequeños tropiezos en defensa, pero que sin embargo solo sirvieron para conseguir una sola anotación arrocera. Y sucia, por cierto.
Silva retiró por la vía del strike out a 9 bateadores durante las siete entradas trabajadas, permitiendo tan solo 6 hits y 4 boletos, mientras que su relevo Armando Dueñas, responsable de cerrar el partido, lo hizo con brillantez y solvencia, castigando con 3 ponches y permitiendo un solo hit en sus dos innings lanzados, anulando cualquier posibilidad de recuperación y/o triunfo levantino.

Es necesario recordar que los galácticos valencianistas lideran el grupo B y no están en cabeza por pura casualidad, sino por ser una novena garante de buen juego y calidad, como así lo demostró en los dos partidos. Lo que sucedió es que los peloteros del SANI, consiguieron anular cualquier atisbo de poder naranjero, reduciendo al máximo sus ambiciones de victoria.
Astros compitió mucho y bien, hizo gala de su saber hacer y, en algunos momentos, (pocos y puntuales) puso en aprietos a los saniarras, pero ni supo, ni pudo, ganar a un San Inazio crecido y envalentonado que saltó al diamante dispuesto a desplegar y demostrar todo su poderío, para dejar en anécdota, cualesquiera otros malos resultados anteriores.
Si bien en el primero de los encuentros, los lanzadores bilbaínos lo taponaron con efectividad y eficacia y lo resolvieron con éxito, no fue menor la actuación de los que se subieron al montículo en el segundo de la jornada.
Royd Hernández, recuperado y ganador, junto a su siempre efectivo relevo Giovanni Ramírez se encargaron de pifiar las aspiraciones valencianistas, saldando eficazmente el encuentro sin permitir ninguna carrera, dejando por tanto sus casilleros en blanco.
Hernández castigó a 8 bateadores en home, en sus 7 entradas lanzadas, permitiendo solamente 5 batazos buenos y otorgando un solo boleto, mientras Giovanni se cargó a 2 con el madero en la mano, con un solo hit, en algo más de una entrada.
La anécdota se dio en la última oportunidad que Astros tenía para provocar un descalabro en el casillero bilbaíno, cuando el rector del SANI concedió a Rubén González la oportunidad de cerrar el 9º, quien aceptó con orgullo el reto, se subió a la loma y con total determinación, aplicando toda su capacidad de pitcheo, lo cerró con solvencia, llevándose por delante al sorthstop valencianista con tres strikes de lujo. Ahí terminó el juego y ahí acabó la victoriosa jornada.
Claro que, un partido de béisbol no se gana solamente con el trabajo desde el montículo, porque para anotar carreras es necesario contar con la participación del resto de compañeros, con los bateadores.
Y a esa labor contribuyeron de manera excepcional el resto de la plantilla. En el primero de los encuentros participó con nota sobresaliente, el lineup al completo, brillando su tercera base Kreisber Auciello con 3 imparables y un boleto, así como el receptor Jose Abilio Ferrer con 2 limpios, uno de ellos volando la cerca por la parte central (lo había prometido) empujando a dos compañeros para anotar tres carreras, Aníbal Medina y Leo Correa con dos imparables cada uno, que sumando los dos del designado Fidel Torres “Mañé”, más el doble del jardinero izquierdo Daniel Moreno y junto con los sencillos de Yoel Caballero y Frederman López, hicieron un total de 14 hits.
Toda una labor ofensiva que ensombreció el trabajo de los dos lanzadores que defendieron el montículo valencianista durante las ocho entradas y media que duró el encuentro que, por cierto, tan solo consumió dos horas y cuarenta minutos de tiempo, bastante por debajo de la duración de lo que hasta ahora nos tiene acostumbrados esta Liga Nacional, en su División de Honor.
Pero, aún quedaba por resolverse la otra mitad de la jornada y mientras tanto, Lowuin Sacramento, el estelar de los galácticos, se preparaba concienzudamente para frenar desde el círculo de 18 pies a los osados bateadores bizkaínos.
Comenzó su trabajo protestando airadamente por lo que, solamente él, consideraba un deficiente estado del montículo, a pesar de haber sido acondicionado a la perfección al finalizar, y como siempre, el primer juego.
¿Fue acaso, esa, la disculpa y justificación para que durante los 6 innings completos que lanzó, solo pudiera ponchar a dos bateadores del SANI? Porque ni su relevo Justin Luna, que eliminó en home a otros dos, pero en la mitad de entradas pitcheadas, elevó protesta alguna. Como tampoco lo hicieron sus anteriores compañeros, ni juzgaron inconveniente alguno, al respecto, los Sres. Colegiados.
Quienes sí juzgaron su actuación, fueron los 10 hits que le conectaron en esas seis entradas que lanzó y por lo que tuvo que ser reemplazado.
Esta vez, en un partido aún más corto en el tiempo (2:35), pero más largo en el sufrimiento valenciano, los inazios dispararon a dar y dieron, 13 veces en la diana de los incogibles, labor que Pocero había encargado realizar de nuevo a los Auciello, que sacudió 4 limpios, Ferrer y Blanco, que imprimieron dos cada uno, y Moreno que con dos dobles, más los sencillos de Caballero, Correa y Frederman López, obedientes, consiguieron doblegar a Valencia Astros, con un rotundo y contundente 6 a 0.
En total, se batearon 27 hits, por lo que el sábado, el graderío del diamante de El Fango pudo contemplar un béisbol de calidad, tuvo la oportunidad de ver en acción a excelentes peloteros de ambas novenas, disfrutó de una jornada en la que el equipo de casa ofreció un precioso espectáculo y retornó a sus quehaceres, satisfecho con lo vivido.
Sabido es que aún queda medio calendario por consumir y que ningún rival es fácil de batir, pero los bizkainos llevan ya un tiempo con los spikes bien ajustados, los bates bien aferrados y con sus guates de fildeo bien seguros en sus manos. En definitiva, llevan varias jornadas demostrando que siguen siendo un temible y temido rival en esta liga, dentro y fuera de su txoko.
SAN INAZIO, se consolida día a día y es, cada vez, más seguro y ambicioso. El play off liguero le está esperando.





EL FANGO ESPERA A VALENCIA ASTROS

19 05 2022

Pasado mañana sábado, a partir de las 13:00h, las gradas del polideportivo El Fango, deberán estar abarrotadas de aficionados al béisbol en general y de seguidores del San Inazio en particular, para presenciar y disfrutar de una muy interesante, importante y esperada jornada beisbolera, en la que medirán sus fuerzas dos grandes novenas, con dos objetivos compartidos.
El primero y más importante, obviamente, es alzarse con sendas victorias. El segundo, tratar de evitar por todos los medios enfrentarse en el cruce, si ambos logran la clasificación para los play off.
Lógicamente para ello, San Inazio debe alcanzar el liderazgo de su grupo, mientras que Valencia Astros tiene como misión, mantenerse a la cabeza del suyo.
Astros y celestes son viejos conocidos e históricos rivales pero, en los enfrentamientos entre sí, no cuenta ni la historia ni siquiera la actual clasificación de cada uno de ellos.

Es cierto que la estadística y los números siempre revolotean alrededor de cualquier enfrentamiento de trascendencia, pero en este puntual caso, lo fundamental y verdaderamente relevante es la mentalidad ganadora con que la novena bilbaína arrostre la jornada.
El peso que inclinará la balanza dependerá de la importancia y calidad de sus actuales plantillas, del acierto y finura de sus batazos, de sus defensas, del estado de forma de sus respectivos bullpen y…….. de la suerte necesaria para desplegar todo su potencial sobre el diamante.
Los partidos, que de nuevo corresponden a ese especial formato “Interliga” y a una sola vuelta, habían quedado supeditados en su momento, a un posterior sorteo para la designación de campo.
Inicialmente, la suerte ha sonreído a San Inazio (y que sirva de precedente) ya que la sede para disputar los encuentros ha correspondido al diamante bilbaíno, por lo que los saniarras deberán aprovechar la eventual circunstancia de jugar esta octava jornada en casa y, con el máximo rendimiento deportivo, optimizar el beneficio que la ruleta les ha deparado.
San Inazio Bilbao Bizkaia, dice estar preparado para el reto, para ofrecer el mejor espectáculo y para llevarse las victorias.
Que así sea.
Zorte on.





NUEVO REPARTO DE VICTORIAS

16 05 2022

Es necesario ser imparcial. Es conveniente ser analítico. Pero por encima de todo, es necesario y conveniente, ser objetivo en el análisis para ser imparcial.
Y si se analiza objetivamente lo sucedido en el primero de los juegos contra el Barcelona, hay que reconocer que los catalanes le dieron al SANI, una soberana paliza, propinándole 13 dolorosos hits, que sirvieron para anotarles 10 inapelables carreras.
Pero basándose en esa objetividad citada, es preciso tener en cuenta algunos aspectos altamente importantes que decidieron y contribuyeron, en ese abultado resultado.
Obviamente, la influencia de la suerte en el deporte, también resulta un factor importante y en ocasiones, definitivo. Esta vez, San Inazio no tuvo suerte, a pesar de su búsqueda constante.
El abridor saniarra, que venía de ser victorioso en cuatro de sus anteriores partidos lanzados, no tuvo su día, ni tuvo suerte, frente a un equipo que tan solo había ganado 5 juegos, habiendo sido vapuleado en varios de ellos.
Sin embargo, los catalanes que en 6 innings le sacudieron 9 hits y le anotaron 6 carreras, a pesar de los 3 ponches con los que les castigó, aprovecharon de manera positiva, cada una de las desafortunadas torpezas bilbaínas.
No, no tuvo su día, y desde luego tuvo una mala suerte inmerecida con demasiados inocentes batazos, igual a la de su compañero cerrador que, en sus 2 entradas, le sancionaron con otras 4 anotaciones, aunque también propinó un severo ponche.
Continuando con el infortunio, hasta en cuatro ocasiones los bizkaitarras batearon sendos trallazos a los jardines, que solo la mala suerte se empeñó en que cayeran justamente en los, casi inamovibles, guantes de la defensa barcelonista y que en cualquier otro diamante, a buen seguro hubieran supuesto 4 cuadrangulares. Lo que originó que solamente se batearan 5 imparables.
¿Acaso no es desafortunado que con tan solo dos ponches recibidos en nueve entradas, con dos lanzadores rivales sobre el montículo, San Inazio únicamente consiguiera anotar una carrera?
Como también fue infortunio que algunos (varios) improvisados batazos azulgranas, cayeran inopinadamente en las zonas desprotegidas en defensa y que salieron por pura casualidad, más del “mango” de sus bates, que de una estrategia debida a instrucciones tácticas concretas, pero que siempre resultaron productivos para sus intereses.
Algunos (otros) batazos bordearon las líneas de foul, que los colegiados concedieron como buenos e hicieran mucho daño.
Es conveniente indicar, sin embargo, que esta vez y en ambos encuentros, los árbitros no tuvieron excesiva influencia en el resultado final. O… ¿sí?
San Inazio terminó el partido con cero errores, mientras que el Barça pifió uno y sin embargo se llevó la victoria con un abultado carreraje, en un encuentro que, por momentos, parecía un juego de patio de colegio, más que un partido de beisbol adulto.
Otra vez el primer juego atragantado…
Hubo que esperar al segundo partido para ver sobre el diamante del Pérez de Rozas catalán, un verdadero equipo y un encuentro en el que los bilbaínos sí que demostraron ambición y buen juego, porque insistió en buscar esa suerte que en el primero se les negó con rotundidad. Desarrollaron sus mayores y mejores cualidades. Conectaron 13 imparables, con dos cuadrangulares (aunque con bases vacías), luciendo con esplendor su verdadero potencial y a punto estuvo de sentenciar el partido en la 7ª, por diferencia de carreras.

Elio Silva, ganador del juego, continuó con su racha de victorias castigando con siete ponches y su compañero Armando Dueñas, le relevó, ponchó y cerró el juego, asegurando la victoria merecida de su equipo, que se la llevó con un 8 a 0 a su favor.
Si en el primer juego de la mañana, se decía que la fatalidad y la desventura castigaron duramente al equipo celeste, no sería justo decir que la victoria obtenida en este segundo, se fundamentara en la mala suerte del Barça. Antes al contrario, toda vez que los batazos precisos, fiables, contundentes y efectivos de los Aníbal Medina (3), Kreisber Auciello (3), José Abilio Ferrer (2), Leo Correa (2) y los sencillos de Yoel Caballero, Frederman López y los vuelacercas de Eduardo Blanco y Kreiber Auciello, ni fueron fruto de la casualidad, ni de errores barcelonistas, ni de lamias protectoras que empujaran los maderos de los del SANI.
Por el contrario, se debió a la demostración de poder de un equipo ambicioso que, resurgiendo de las cenizas de su anterior derrota, intentó y consiguió una oportuna y espectacular recuperación, propia de una novena de calidad que, cuando su intento es “de verdad”, el resultado siempre es la victoria.
Resultó, por tanto, un partido brillante, con un beisbol de calidad, en el que no solo brillaron los bates, sino que sobresalió también el efectivo juego defensivo bilbaíno, para obtener el triunfo merecido y devolverle al Barcelona la paliza y el castigo.
Esta vez, San Inazio venció y convenció.
Por tanto, una victoria más para San Inazio, que afianza su 2ª posición en la tabla clasificatoria y solidifica el camino hacia los play off finales de la Liga.
El segundo equipo, el de LIGA NORTE, explotó este domingo en Pamplona, consiguiendo una espectacular y contundente victoria por 20 carreras a 3 frente a un AMAYA que se vio imposibilitado ante el derroche de juego de los azulitos bilbaínos, que recibieron un merecido premio a una constante búsqueda de victorias que, a pesar de desarrollar un equilibrado beisbol en numerosos encuentros, no conseguía finalizarlos con éxito.
Esta importante victoria va a proporcionar, a buen seguro, un excelente baño de moral y confianza para enfrentarse y doblegar a MIRALBUENO en el partido pendiente y aplazado por climatología adversa, que se celebrará en Bilbao el próximo 5 de junio.
Zote on, cachorros.





NUEVO RETO. NUEVA BATALLA

12 05 2022

Las huestes saniarras parten este fin de semana a la conquista de nuevas victorias.
Mientras que el joven equipo de Liga Norte tiene este domingo, una nueva batalla deportiva por librar en Pamplona, en pos de arrebatarle al AMAYA la necesitada victoria, el batallón de División de Honor, presentará sus armas en el remozado estadio Pérez de Rozas, a partir de las 12:00 de sábado, ante un complicado BARÇA, que siempre consigue poner a los celestes en duros aprietos.
De nuevo el sistema de liga regular enfrenta a dos equipos de grupos diferentes, en encuentros de la denominada Interliga.
San Inazio deberá saltar al diamante con la máxima ambición y sin desperdiciar oportunidad alguna de desparramar con el máximo orden y rigor, aquello que bien sabe hacer y desarrollar como es su juego ofensivo, con certeros y oportunos batazos que permitan horadar con precisión los escudos barcelonistas.

La semana ha transcurrido en el diamante bilbaíno bajo intensos entrenos técnico-tácticos, con una plantilla expectante pero ilusionada por medirse a una novena siempre peligrosa que viene de enfrentarse en la última jornada, a los navarros que persiguen al Sani en su particular clasificación.
Atrás y olvidada, queda la desafortunada derrota sufrida ante los del Bajo Llobregat pero que obliga a los azules a afilar sus lanzas para traerse a Bilbao dos importantes y fundamentales victorias que le permitan arañar la espalda a un Tenerife Marlins, líder del grupo, que esta semana tiene jornada de descanso.
No lo están haciendo nada mal esta temporada los bizkaitarras, pero es conveniente y necesario precisar algo más los enfrentamientos lejos del diamante bilbaíno, toda vez que no pueden ni deben descolgarse de los puestos de cabeza, si lo que pretenden es consolidar su posición y afrontar con holgura y cierta comodidad, la clasificación para los play off de la liga regular.
Es cierto que los números que SANI presenta en el aspecto sobre todo ofensivo son óptimos pero, (siempre hay un pero) los números no son suficientes, si no son acompañados de victorias.
Como repetía el legendario Fernando Valenzuela, “por muchos y buenos strikes que lance, si no consigo el triunfo del juego, los números son solo pura estadística”.
Por ello, los celestes tienen ante sí esta nueva oportunidad para sumar dos nuevas victorias que afiancen esa estadística y les permita despegarse de sus seguidores.
Cuentan para ello con un plus de confianza añadido, de la mano de la notificación recibida esta misma semana del Director Técnico de la RFEBS, mediante la que se comunicaba que, ocho de los peloteros que conforman la plantilla de San Inazio Bilbao Bizkaia, están convocados para participar, con el Combinado Estatal, en la Prague Baseball Week, a celebrarse durante los días 20 al 26 del mes de junio.
Esta actividad internacional, entra dentro del Programa de Alta Competición y forma parte del programa de preparación con vistas al próximo World Baseball Classic Qualifier, que se celebrará en Regensburg (Alemania) el próximo mes de septiembre.
Pero con plus o sin él, los de Pocero están dispuestos a demostrar que son un equipo ganador, ambicioso y guerrero, preparado para dar la batalla a cualquier ejército al que se enfrente.
Aurrera eta zorte on, SANI.





REPARTO DE PREMIOS. REPARTO DE VICTORIAS.

9 05 2022

San Inazio se trajo de Barcelona la balanza a fiel, con reparto de peso en sus platillos. En uno, el peso de una derrota, en el otro, para compensar, una buena y trabajada victoria.
No es conveniente continuar hablando de mala suerte, porque la suerte en el deporte hay que buscarla, sobre todo si ya se cuenta con la base de un equipo competitivo, competidor y equilibrado.
Sin embargo, esta vez, si es preciso echar mano de esa circunstancia dado que, mientras a Viladecans le sonrió con un tremendo juego defensivo, al Sani se le negaba la oportunidad de que las cosas que estaba haciendo bien, no le resultaran del todo suficientemente productivas.
No se DEBE cuestionar la calidad indiscutible del trabajo en defensa en general de los catalanes que, en ambos encuentros, más parecían tener velcro en sus guantes, habiendo realizado excelentes y espectaculares atrapadas, sobre todo en sus jardines. Pero ellos pusieron el juego, buscaron la suerte y obtuvieron recompensa.
No se PUEDE cuestionar, tampoco, la calidad discutible del trabajo de los señores colegiados, aunque se pueda hablar del desquicie, una vez más, sufrido por los lanzadores y bateadores bizkaínos, sobre todo en el segundo juego. Punto.
En un diamante incómodo, compartido en su uso y diseño, con otro de sofbol, que los peloteros saniarras extrañaron hasta el incomodo, también los bizkaitarras realizaron buenas actuaciones, aunque no sin haberles pasado una gran factura en determinados momentos.
Volvió a parecer el fatasma de los desdichados e inoportunos errores en defensa (y alguna que otra en ataque) que viene marcando en puntuales momentos, una irregularidad no merecida, dada la calidad del grupo pero, tal y como se comentaba en la tribuna “eso sucede hasta en las mejores novenas”. Hasta aquí.
Porque desde aquí, sí que es necesario resaltar el poderío bateador celeste que en los dos juegos, en el ganado y en el perdido, sacudieron 23 batazos, de hit y de poder (13 y 10 respectívamente) a pesar de que las citadas defensas jardineras catalanas, se encargaron de minorar, e incluso anular varios misiles bilbaínos que se hubieran resuelto como catástrofes para el Viladecans.
San Inazio ganó el primero de los juegos por 5 carreras a 3, gracias a la acostumbrada labor de pitcheo de Elio Silva (7.0), ayudado por su cerrador Armando Dueñas (2.0) que entre ambos noqueron en home a 9 oponentes, 5 y 4 respectívamente.
Con los maderos, contribuyeron a la victoria, Anibal Medina con tres imparables, uno de ellos doble, Yoel Caballero con dos dobles, José Abilio Ferrer que bateó dos sencillos, Eduardo Blanco que sacudió un doble y un sencillo, a los que se sumaron el batazo de dos bases de Leo Correa, el doble de Daniel Moreno y los limpios de Daniel González y Frederman López que acababa de reemplazar al designado.
A juzgar por el aparente corto resultado, parece una apretada victoria. Y lo fue, desde luego. Porque Viladecans no bajó la guardia en ningún momento. Peleó cada lanzamiento, aseguró al máximo la defensa de sus parcelas, aunque también se vió obligado a subir al montículo a dos de sus lanzadores, para minorar la derrota de un encuentro en el que las 3 carreras bilbaínas de la 8ª entrada, terminaban por sentenciarlo.

En el segundo enfrentamiento, Royd Hernández, que subió a dominar la loma y mantener su currículo ganador, no tuvo su día y tampoco fue ayudado por la precisión y efectividad de sus acólitos, que no pudieron o no supieron gestionar sus posibilidades ofensivas, a pesar de que en sus 5.0 entradas lanzadas, castigara con 6 ponches, los mismos 6 strikeouts que su relevo Giovanni Ramírez sacudió en las 4.0 que pitcheó.
Tal vez, aunque solo sea en esta ocasión y sin que sirva de precedente, podría ser oportuno que el viejo profesor de filosofía, varias veces citado, debiera pronunciarse y preguntar por qué cuando se ordenan determinadas señas, no se cumplen ni obedecen y en otros momentos, sin recibir seña alguna, se actúa de manera unilateral, en detrimento y perjuicio del desarrollo del juego y de lo que es peor, en contra de la obediencia obligada a quien tiene el derecho de determinar, cómo, cuándo y de qué manera es preciso actuar.
Pero dejemos que cada alumno compruebe sus notas, repase sus errores e intente corregirlos. Aún queda por delante mucho curso por estudiar y muchas evaluaciones que examinar.
Pero si alguien se lleva los deberes a casa y los muestra bien hechos en el aula del diamante, es Anibal Medina que en este segundo juego volvió a repetir sus tres hits, uno de ellos doble, encabezando el liderazgo general de bateo y mostrándose como uno de los bateadores más aguerridos, constantes, seguros y fiables de la Liga. Los dos imparables de Leo Correa, uno doble, los otros dos de Daniel Moreno, el doble de Fidel Torres y los sencillos de Yoel Caballero y Frederman López, contribuyeron a que la derrota infringida por Balboa, no fuera más contundente.
El juego terminó en la novena entrada con un desfavorable resultado de 2 x 7.
Poquita más historia tuvo este segundo partido. Pocas reseñas más que destacar del mismo, salvo el monumental cabreo que el rector del equipo bilbaíno mostró ante sus pupilos, con la más que justificada razón de manifestar su desaprobación por determinadas, aunque puntuales, negligentes actuaciones y por los deberes no cumplidos de alguno de ellos…
Pero por cerrar este puñado de letras, dejando un sabor menos amargo, es preciso significar que siete de los bateadores de la novena celeste, están al frente del listado de mejores bateadores que, como se indicaba anteriormente, está coliderada por Medina con más hits bateados, 21, junto con Correa y Caballero, ambos con 19, así como los 17 de Blanco y los 16 de Ferrer.
El próximo sábado, el Barça espera y todos ellos tendrán la oportunidad de demostrar que su clasificación en la tabla, no es producto de la casualidad.
Aunque, también en ocasiones, es preciso recordar aquella frase que Don Quijote refería a Sancho Panza:
“Haz gala Sancho, de la humildad de tu linaje y no te desprecies de decir que…”

1º PARTIDO – BOX SCORE
2º PARTIDO – BOX SCORE
ESTADISTICAS ACUMULADAS 2022





INTERLIGA CONTRA VILADECANS

6 05 2022

Este próximo sábado día 7 a las 11:30, se enfrentarán en la Ciudad Condal, las dos novenas más longevas, en activo, del béisbol estatal.
El equipo anfitrión, fundado en 1943 y el San Inazio, que esta temporada cumple seis décadas y seis años más, medirán sus fuerzas en sendos choques, encuadrados en un novedoso formato de interliga, ya que pertenecen a dos grupos diferentes dentro de la actual División de Honor y, a su vez, ambos están situados en su particular segunda posición clasificatoria.
Los celestes cuentan con 7 juegos ganados y tan solo dos perdidos (un juego ganado más que los dálmatas), pero con un partido jugado menos, ya que el segundo encuentro contra los canarios, fue suspendido temporalmente, debido a la adversa climatología bilbaína del pasado 2 de abril, quedando, por tanto, pendiente su celebración.
Por el contrario, los catalanes tienen todos sus encuetros celebrados ya, de los cuales han conseguido la victoria en 6 de ellos, habiendo caído derrotados en otros 4.
En esta ocasión, el enfrentamiento se celebrará en un, a priori, terreno neutral, toda vez que el estadio olímpico de Viladecans, se encuetra inmerso en importates obras de remodelación y mejora.
Ello no significa que represente una ventaja para los saniarras, ni mucho menos, teniendo en cuenta que se deberá realizar un desplazamiento de varias horas por carretera, así como pernoctar la noche del viernes en Cataluña pero, al menos, puede aportar “algo” más de tranquilidad y equilibrio, que los de Kepa Pocero deberán aprovechar al máximo.
El resultado de las victorias, de uno u otro lado, deberá servir para mantener la esperanza de alcanzar el liderazgo de su correspondiente grupo, además de la obtención, obviamente, de las estadísticas individiduales favorables para ambas novenas que, como siempre, pondrán sobre el diamante todo su arsenal.

La jornada a doble juego se presenta tremendamente interesante, contando con la larga historia de enfrentamentos deportivos entre bizkaínos y viladecanenses que, aún conociéndose a la perfección, cada temporada realizan nuevas e interesantes incorporaciones que hacen de cada partido disputado, una novedad.
Da la curiosa casualida que la pasada temporada 2021, abos equipos terminaron ex aequo, en la tercera posición de la liga regular, clasificándose ambos para la disputa de la final a cuatro de la Copa y, por tanto, no tuvieron la portunidad de enfrentarse entre sí.
Pero ahora, estamos en otra competición, con otro formato y en una nueva temporada en la que los bates de unos y otros, están en lo alto, esperando tronar con todo su poderío y lucir de la manera más brillante y efeciva posible.
Haciendo un mínimo y breve resumen estadístico, San Inazio tiene por su parte y hasta el momento, unos números superiores al Viladecans. A saber:
Los del botxo han bateado hasta ahora 117 imparables, mejorando los 96 de los del Bajo Llobregat.
También mejoran números en cuanto a home runs: 12 para los celestes y 4 para los dálmatas.
Los bizkaitarras han conseguido un total de 101 carreras impulsadas, contra las 57 de los catalanes, habiendo recibido menos ponches, 57, mientras que a los del Vila, les han atizado 64, o sea, siete más.
Con todo ello, SANI figura con un AVG final ligeramente superior, es decir: .375, contra .315.
De manera que, ésta, es una excelente oportunidad para que San Inazio continúe mejorando esas cifras y logre traerse para casa, dos nuevas e importantes victorias.
Que así sea.
Zorte on.





ASIGNATURA APROBADA. Y CON NOTA

2 05 2022

SANT BOI necesitó subir al montículo a seis de sus lanzadores, en los dos juegos, para contener el festival de batazos que los saniarras le propinaron durante la doble jornada del sábado en Bilbao.
Royd Hernández, abridor bilbaíno, no pudo evitar el susto que el cuarto bate catalán, Edgar Rodríguez le propinó en la primera entrada, sacándole la bola del campo, con corredor en bases. Sant Boi anotaba así sus dos únicas carreras.
Pero ahí, y en ese susto, quedó todo el trabajo ofensivo de los santboianos, porque Royd les castigó con 9 ponches en las cinco entradas que duró el enfrentamiento, y terminó llevándose otra victoria, respaldado por el juego de cobertura de su defensa, complementado por una excelente actuación bateadora de los celestes que conectaron 16 imparables, y dejaron su casillero de errores en blanco.
Asignatura aprobada con sobresaliente.
Pero quien sobresalió en esa labor bateadora fue Aníbal Medina que sacudió 4 misiles, uno sencillo, dos de dos bases y un tremendo home run, impulsando 3 carreras, más la propia.
No le anduvo a la zaga Eduardo Blanco que con sus 3 finos, dos de ellos dobles, impulsó otras 4 carreras. También el designado Daniel González impulsó otras dos con sus 2 hits, igual que Yoel Caballero que repitió dos sencillos, empujando otras dos anotadas.
El cátcher Jose Abilio Ferrer, anduvo listo con el madero y rápido con sus piernas, anotándose dos nuevos hits y 2 carreras e impulsando otra. Leo Correa y Fidel Torres se encargaron de batear sus sencillos de rigor, que junto con el batazo de dos bases de Frederman López, cerraron la cuenta del festival de bateo de los inazios bilbaínos.
La historia de este corto primer juego se resume en dos palabras: espectáculo y poderío. Y esa historia, con letra mayúscula, la escribió San Inazio que necesitaba revalidar un trabajo de progresión y terminar por confirmar su calidad, en comandita.
No solo se agradó al público presencial, dando un repertorio de batazos y buen béisbol, sino que se demostró que sobre el diamante, había un equipo que comienza a trabajar “en condiciones”. El resultado final, así lo demuestra: 19 carreras por 2.
Fue corto en cuanto a entradas jugadas, pero quizá demasiado largo en el tiempo, toda vez que esos cinco episodios duraron 2:10 horas y aún quedaba un segundo partido.

Había sin embargo, una pregunta en el aire: ¿pasaría factura Sant Boi, en venganza por la contundente derrota inicial? La respuesta, un rotundo NO.
Y esa respuesta fue lo más interesante. Porque los muchachos de Pocero, demostraron que aún le quedaba mucha, y bastante, munición en sus bates, con un bullpen suficiente para afrontar con solvencia el segundo turno.
Se había salvado, con responsabilidad, ese primer juego que al Sani se le venía atragantando en anteriores jornadas, y en este segundo, los saniarras, que no deslucieron en absoluto, se pusieron muy serios, apretaron los dientes y sus bates y defendieron como leones y cocodrilos su honor pelotero, liderados por su abridor Elio Silva, que lanzó 5.0 entradas y volvió a repetir juego ganado.
También volvieron a rugir de nuevo los maderos bilbaínos y en la primera entrada, de las manos de Aníbal Medina salió el primer hit que, impulsado por el doble de Yoel Caballero, anota la primera carrera.
Le toca, ahora, el turno a Abilio Ferrer que, una jornada espléndida con el leño en sus manos, sacude un largo home run, para obligar a Yoel a pisar la goma y anotar la suya propia, cerrando la entrada con las tres primeras carreras.
Pero no se quedó satisfecho Ferrer, porque en la tercera entrada, conectó su segundo vuelacercas y a punto estuvo de conseguir un tercero, que solo la valla y el viento se lo impidieron.
Se viene acostumbrando el SANI a propinar este tipo de sustos a sus diferentes rivales, porque en el 8ª, también Yoel bateó su palo largo, sobrepasando la valla.
Y así continuaron los bizkaitarras dando una de cal y otra de (poquita) arena, porque anotaron, en una entrada sí, tres, en otra no, de nuevo en la siguiente otras 2, en la 4ª cero, de nuevo en la 5ª otras dos, para repetir dos más, en cada una de los dos últimos innings, hasta conseguir anotar un total de 11 carreras.
Pero había llegado la sexta y fatal entrada. San Inazio recibió en esa llamada “entrada tonta”, un total de cuatro carreras. Sucias, pero cuatro anotaciones que volvían a recordar a Damocles y su temible espada.
Sin embargo ahí estaba, defendiendo el montículo celeste, el relevo Rubén González, que propinó cuatro indiscutibles struckouts, en sus 3.0 entraditas lanzadas y la protección del cerrador Giovanni Ramírez que dominó su espacio y no encontró problemas para terminar el juego.
Quienes sí tuvieron problemas fueron los tres lanzadores santboianos que tuvieron que hacer frente a los 13 hits del San Inazio, propinados por los ya citados Caballero (3, jonrón incluido) Ferrer (2 jonrones) Moreno (2, uno doble), Eduardo Blanco (1 doble) y el hit de dos bases del emergente Sergio Varela, más los sencillos de Fidel Torres, Aníbal Medina, Leo Correa y Frederman López.
¿La anécdota? Los tres errores con los que la mala suerte, suele castigar al SANI y que en este caso costaron las cuatro carreras del sexto inning.
¿La conclusión? La recuperación de estímulos y de moral y la consolidación continuada del conjunto, que hace barruntar la consecución del objetivo marcado.
Aunque… a los celestes les esperan, a partir de la próxima jornada, dos importantes retos seguidos en Barcelona.
Primero el Viladecans y luego el Barça. Pero… ¿Y qué?
Ahí está el SANI para atrapar lo que le echen.

El filial bilbaíno viajo hasta la Txantrea para medirse contra el líder del grupo, el CAD Irabia. La victoria cayó del lado de los colegiales por 2 – 8, resultado que no refleja lo visto en el campo. Los aficionados tuvieron la posibilidad de ver un juego reñido y que solo en el último tercio de partido se decanto del lado navarro. El Sani rindió a muy buen nivel, como viene siendo habitual en las últimas jornadas, aunque no es capaz de sumar más victorias en su casillero. Tampoco es el objetivo de esta novena pero bien es cierto que sumar es un aliciente más para estos jóvenes jugadores.