SE CERRÓ LA TEMPORADA

29 08 2022

“Soy vuestro escudero, necio y algo torpe, pero os digo maese don Alonso, que onde vos divisáis gigantes, solo hay molinos”.
Donde muchos quieren ver MLB, solo existe competición humilde y amater

Aunque los peloteros del SANI no estaban pensando en si eran o no profesionales, cuando el sábado 27, comenzó el último partido clasificatorio para disputar la finalísima de la Copa del Rey 2022. Saltaron al diamante con un solo pensamiento: GANAR.
Su mánager Pocero, dispuso sobre el terreno de juego, el mejor plantel de que disponía en ese momento, luego de haberse desplazado por carretera durante muchas horas de peligroso viaje y con demasiadas bajas producidas por lesiones (ese es otro tema) pero sobre todo por ausencias motivadas por la falta de disponibilidad laboral. Circunstancia ésta que, de ser un deporte profesional, obviamente, no hubiera sido un hándicap sobresaliente.
La novena bizkaína saltó al terreno de juego del estadio cordobés de Benamejí, convencido de su potencial y de las posibilidades de vencer a un Valencia Astros que amenazaba, con ánimo de revancha.
Y a fe que los saniarras demostraron capacidades suficientes para derrotar a un rival, a quien ya había doblegado con contundencia en los dos partidos, de la liga regular.
Primeras entradas jugadas de poder a poder, con una férrea defensa por ambos lados. Con los lanzadores estrella de ambas novenas dominando desde su loma particular. Ninguno de los dos equipos conseguía anotar carrera.
Hasta que llegó el 4º inning en el que el receptor Jose Abilio Ferrer sacudió un tremendo pepinazo que golpeó la valla y con su endemoniada y demostrada velocidad, consiguió alcanzar a salvo, la 2ª almohadilla para, después, con otro incogible por el jardín izquierdo que salió del bate de Eduardo Blanco, anotar la primera carrera bilbaína.
Luego vendría Jose Noroña que, con otro doble, empujaba a Blanco, subiendo al marcador la segunda carrera.
Una entrada más tarde, sería Aníbal Medina quien sacudía su segundo hit, este de dos bases, por el jardín central, para terminar anotando él mismo la tercera carrera saniarra y colocar el luminoso en un esperanzador 3 x 1 puesto que, Rodríguez, el cuarto bate valencianista se había encargado de apretarlo con un jonrón sin corredores en base y que ponía los nervios bilbaínos a flor de piel.
Fue el 5º inning, el de la retirada del lanzador Yosbany Torres, relevado por su compañero Justin Luna, ante la pérdida de respeto de los bateadores azulones que le habían propinado tres anotaciones y prometían más carreras.
No obstante, Yosbany se llevaba a su banquillo cuatro struckouts. Los mismos que conseguiría más tarde su compañero Luna.
Seis ponchados transportaba el zurdo Elio Silva, cuando también hubo de ser bajado de su montículo, luego de haber recibido un castigo inmerecido, con los dos batazos seguidos que le volaron la valla: Rodríguez de nuevo y esta vez con dos compañeros embasados y después Febles, que paseó él solo las cuatro almohadillas.
Cuatro carreras más que, sumadas a la primera, modificaban el luminoso y hacían rugir a los hambrientos bateadores naranjas, que veían cómo deslucían y desbarataban, injustamente, un serio, concienzudo y bien elaborado trabajo de la novena bilbaína.
Nada consiguió hacer Armando Dueñas, con su relevo a Silva, aunque en su 1.2 entradas lanzadas consiguiera doblegar en home a dos bateadores, ni tampoco lo logró Rubén González que ponchó a otro más, en su única entrada de refresco y taponera.
El partido estaba ya sentenciado y aún vendrían otras dos carreras valencianistas más en el 8º inning que, junto con la celeste lograda por Torres Mané en su último turno, dejaba el marcador en un definitivo 7 por 4, favorable a los arroceros valencianos.
Eduardo Blanco y Jose Noroña batearon un sencillo cada uno. Mientras que Jose Abilio Ferrer bateó dos, pero uno de ellos doble, y Aníbal Medina que destacó con el madero sacudió tres imparable, dos de los cuales se convirtieron también en hit de dos bases.
Desgraciadamente, ninguno de esos siete hits consiguió castigar merecida y suficientemente, para llevarse la victoria.
San Inazio se enfrentó y perdió, ante una novena que al día siguiente, conseguiría anotar otras seis carreras, pero dejando a cero el casillero de Tenerife Marlins, para proclamarse campeón de la Copa 2022.
Esta vez, a San Inazio se le atragantó la paella, justo en la despedida y cierre de la temporada 2022. Sin embargo este cierre ha arrojado un más que meritorio saldo, en un balance altamente positivo al haber conseguido colocarse en tercera posición, en las dos máximas competiciones estatales de la División de Honor.

Pero no es tiempo de lamentaciones, es tiempo de elogios y felicitaciones. Y también de reflexión. Incluso de reproches, porque…
Si anteriormente habíamos hablado de vendas y heridas, no era ni por capricho, ni por justificar con excusas una situación que, por impuesta, resulta aún más dura y dolorosa y que naturalmente, no solo ha afectado al San Inazio, sino a todos los que han competido esta temporada en la LN-DH, Liga Nacional División de Honor, que una gran y desconcertante mayoría se ha empeñado en denominar SBL, o Spanish Baseball League, emulando a la MLB, o Major League Baseball norteamericana.
Una denominación, por cierto, ni oficial ni refrendada por la Asamblea General ni por la Comisión Delegada de la RFEBS. Un nombre ficticio que llena bocas y satisface en exceso cuando lo reiteran hasta el hartazgo, a todos aquellos que pretenden emular esta competición estatal, absolutamente amateur, con la profesional del otro lado del charco y que, errónea y empecinadamente establecieron e impusieron un largo y excesivo calendario que ha originado innumerables problemas e inconvenientes para la mayoría de los equipos participantes, sobre todo a los cuatro finalistas de los dos máximos campeonatos, que han tenido que alargar onerosamente su periodo de competición oficial.
Un alargada e interesada temporada, plagada de fines de semana de descanso inaprovechados, un alargamiento de la competición dirigido más a dar brilli brilli, que a conseguir optimizar una más solvente competición. Unas jornadas de descanso que bien debieran haberse aprovechado para solventar la Copa, como se hacía en años anteriores y no retrasarla en demasía, como se ha hecho esta temporada.
Pero no solo porque el coste económico de este modelo de competición ha supuesto un descalabro en la economía de los clubes, que también, sino porque ha obligado a competir con unos recursos humanos limitados y casi en precario, debido a las limitaciones impuestas por los trabajos y profesiones individuales, que ha deslucido la parte final de la temporada.
Sin embargo, los rectores del máximo organismo oficial, en contraposición al desajuste económico de los clubes, sí que ha “ajustado” su presupuesto, por ejemplo, reduciendo el número de ampayer que han trabajado, tanto en las series finales de la Liga, como en los playoff de la Copa, creando la sensación de desamparo y desprecio para el colectivo arbitral y para los equipos contendientes.
Por todo ello y mucho más, la temporada deportiva del béisbol estatal de 2022, ha parecido, más, una burda copia de la gigante MLB, que una original y genuina competición nacional, habiendo dejado a su paso, cual tsunami, demasiados destrozos…
Quizás, esta Spanish Béisbol League, también sea un gigante. Pero parece un gigante… con los pies de barro.

El viejo 2022 ha fenecido, viva el nuevo 2023.





LA COPA ABRE SUS PUERTAS

25 08 2022

Por fin la competición copera abre sus puertas y San Inazio está… preparado para entrar con buen pie en ella.
¿Preparado? Resulta difícil, muy difícil responder a esa pregunta.
Finales del mes de agosto, periodo vacacional por excelencia, altísimos costes económicos en todos los ámbitos, sede de celebración de la competición (cuestionada por cierto, por todos los clubes participantes en la Liga Nacional División de Honor, desde que su designación fue oficialmente comunicada), problemas relacionados con la disponibilidad de la plantilla originados por cuestiones laborales y vacacionales, desplazamiento, alojamiento, etc. etc.
No por haber reiterado, en diversas ocasiones, que la celebración de la segunda competición del béisbol estatal se celebre en un caprichoso periodo estival y diferente al tradicionalmente establecido, la “protesta” pierda vigencia ni importancia. Al contrario. Éste es un tema recurrente y recurrido, pero ignorado e impuesto, que a todas luces desvirtúa una competición oficial que debiera gozar de la mejor y mayor atención para que su desarrollo sea dotado de las supremas garantías que cualquier deporte federado merece, sobre todo en su máxima categoría estatal.
Pero las cosas son así y están así.
La celebración del playoff y la final de la Copa se va a llevar a cabo en la ciudad de Córdoba este fin de semana, sábado y domingo, 27 y 28, y ya no hay que darle más vueltas ni seguir retorciendo argumentos. No existe la posibilidad de dar marcha atrás.
Recientemente, el Juez Único de la Liga, desestimó el recurso presentado por el Club Viladecans, ante la imposibilidad de presentarse en Tenerife para disputar la serie final de la Liga y terminó siendo sancionado. De nada sirvieron los argumentos esgrimidos por el club catalán, relacionados con el estratosférico precio de los pasajes de avión en esas fechas, ni de la problemática estructural que la compañía aérea presentaba, con diversas cancelaciones de vuelos para aquellas jornadas, y algunos otros motivos más.
Con todo ello, SANI, sin pretender ponerse la venda antes de ser herido, no puede evitar sin embargo, manifestar su desasosiego y desconsuelo por tener que afrontar una competición en clara desventaja competitiva y en condiciones de importante improvisación en diferentes ámbitos, ocasionados por un injustificable alargamiento de la temporada de competición, para un deporte federado no profesional.

A pesar de todo, los responsables del Club significaban la importancia de haber conseguido clasificarse, un año más, entre los cuatro mejores equipos (el propio SANI, Tenerife Marlins, Astros Valencia y Viladecans) para la disputa de este importante torneo, tal y como lo viene haciendo en las últimas temporadas, recordando con satisfacción el subcampeonato obtenido en la edición de 2019.
Claro que, las condiciones de participación son ahora más adversas y mucho más leoninas que entonces pero, recordando lo de la venda y la herida, San Inazio Bilbao Bizkaia, se lanzará este viernes a la carretera en dirección a la Ciudad del Deporte de Benamejí, para continuar dejando su impronta como Club competidor, competitivo y comprometido con las instituciones, con sus seguidores y con su propia historia.
La suerte está echada y todos desean que, esta vez, no se presente como un rival más a batir.
Que el viaje de ida y regreso por carretera sea amable, que Damocles no haga su aparición con la espada de las lesiones y que, a ser posible, las victorias acompañen.
Suerte, mucha suerte SANI y ¡a por ellos!

Este es el enlace para verlo en directo





DUELO DE TITANES

1 08 2022

Sábado 30 de julio, 18:00h. Comienza el primero de los tres juegos valedero para la disputa de la gran final de la Liga Nacional División de Honor 2022.
Duelo de titanes. Dos de las cuatro mejores novenas del campeonato, se enfrentan para dilucidar quién es el mejor de los tres encuentros.
San Inazio sube al montículo a su abridor que más partidos ha ganado. De la zurda de Elio Silva, salen disparados auténticos misiles, algunos rectos y otros muchos con trampa. A los bates valencianos les resulta muy difícil conectar sus lanzamientos Tampoco los maderos celestes lo tienen fácil y cuando lo consiguen, la avezada defensa arrocera desvirtúa sus pretensiones. San Inazio hace lo propio y cierra sus murallas. Sin fallos, sin errores, con seguridad, con contundencia. Juego apretado.
La osadía del jardinero izquierdo, Daniel González le lleva a abrir una importante brecha, conectando un tremendo batazo que le lleva a apropiarse de la 2ª almohadilla. Da la impresión de que por fín los celestes han encontrado el camino. Pero tienen que sucederse muchos pitcheos, algunos ponches, numerosos fildeos oportunos valencianistas, muchos batazos sin producción… Hasta que a Jose Amaury Noroña se le ocurre chocar una bola, aquella que llevaba impresa una etiqueta de “jonrón”, y la escupe más allá de los límites cogibles.
Se conseguía así la segunda y definitica carrera hasta llegar a la 9ª entrada. El marcador indicaba 2 x 1 a favor de los celestes. Royd Hernández que habia refrescado a Silva, dominaba desde el montículo y tan solo debía eliminar a un bateador para terminar el juego. A fé que estaba realizando un excelente trabajo, controlando a los bateadores naranjas, que desesperados e impotentes no conseguían chocarle la pelota y anulaba cualquier intento de producción.
Parte finalísima de la 9ª y enfrente tiene a un Edison Valerio que había paseado torpeza durante el partido. Valerio miraba a un compañero que había logrado colarse en bases y que ni siquiera estaba en disposición de anotar. Dos eliminados.
Pero Edison, igual que su tocayo el inventor, se inventó un swing tremendo que chocaba y reventaba la bola y emulando también a Noroña, la voló y muy volada, atravesando el campo por encima de la valla y acabando así, con las ilusiones de un SANI controlado, controlador, seguro, fiable y ganador hasta ese momento.
Ahí terminó el juego. Ahí acabaron las ilusiones bilbaínas. Ese fue el momento en que los del botxo se vieron obligados a devolver el caramelo que ya estaban saboreando y colocar en los labios valencianistas las mieles de su triunfo.
Atrás quedaban el vuelacercas de Noroña, los dos imparables de Anibal Medina, el misil y la carrera impulsada por Eduardo Blanco, en el 4º inning, el batazo de dos bases de Daniel González y los pepinazos de Jose Abilio Ferrer, de Leo Correa y de Yoel Caballero.

Triste final para un partido tremendamente bien trabajado, lucido y de gran calidad. Pero…claro, San Inazio tenía enfrente a los Astros valencianos que también saben pelotear. Y bien por cierto.
La novena naranja le arrebataba el encuentro con un resultado final de 3 x 2.
Ese odioso e inoportuno batazo, esa impertinente carrera en los minutos finales, impedía a los del botxo ganar el primer juego que hubiera supuesto, al derrotar en el segundo por un contundete resultado de 7 x 3, volver a Bilbao con el boleto de finalista en sus manos.

A las 10h o´clock, de la mañana de ayer domingo, daba comienzo el segundo juego.
Kepa Pocero había dibujado una estructura defensiva “de circunstancias”, obligado por las ausencias importantes de varios de sus titulares. Así, hubo de “recolocar” prácticamente todo el cuadro, tanto la receptoría, como la 1ª base, la 3ª y el shortstop, excepto la 2ª almohadilla, que Aníbal Medina se había adjuducado en propiedad durante toda la temporada.
El rector saniarra, volvió a encomendar la apertura del juego a Royd Hernández y encargó a Leo Correa la misión de abrir el melón. Y lo abrió. Bateó su cuadrangular en la primera oportunidad, llevándose por delante a un compñaero y encarriló el partido.
Hernández tuvo la oportunidad de organizar su venganza y el SANI de llevarse una victoria más que merecida, luego de haber visto cómo, en un abrir y cerrar de ojos, se le arrebataba la de la tarde anterior.
San Inazio Bilbao Bizkaia vencía a Valencia Astros, por 7 carreras a 3, en un nuevo y brillante partido.
Llegaba así el tercer y decisivo juego, que definitivamente definiría al campeón de la serie.
Tal y como lamentaba Pocero, Astros contaba con un bullpen más amplio y fresco. Campaba en su diamante, sin viajes, sin madrugones, con menor presión…y se llevó la inapelable victoria que inclinaba la balanza a su favor.
Los azulones, esta vez solamente consiguieron anotar una carrera, la llamada del honor.
Con esas 10 carreras conseguidas en tres competidos encuentros, se subían al bus que los trasladaba de nuevo, de vuelta para Bilbao.
No, no tuvo historia alguna este tercer y último encuetro. Ni merece la pena desarrollarlo.
Lo que sí merece el Club, es el reconocimeitno y el aplauso por una nueva y brillante temporada deportiva en la que, de nuevo, ha puesto toda la carne en el asador, y el asador tambien, a pesar de que en la parte final de la misma, le haya faltado un poquito más de ascuas que hubieran permitido una barbacoa mucho más sabrosa. Pero no se puede ni debe negar que el resultado final y en conjunto, ha resutado con nota de sobresaliente.
San Inazio ha tenido que luchar esta temporada contra las adversidades. Muchas y en diferentes frentes, no solo en el puramente deportivo, que también. Pero los problemas a los que se ha enfrentado, quedan y deben de quedar, “de puertas para adentro”.
A pesar de ello, el Club ha conseguido, un año más, colocarse, o mejor dicho, mantenerse, a la cabeza de una desbocada carrera impuesta por un loco calendario, más propio de un deporte profesional que de cualquier otro amateur.
Si revisáramos el manual de excusas y justificaciones, se podrían encontrar muchas que encajaran con “lo sucedido”. Pero no es tiempo de unas, ni de otras. Es tiempo de hacer balance. Y en la cuenta de resultados de esta temporada, el saldo dá positivo.
Se ha contado con una plantilla confeccionada para ser un equipo ganador. Y ha ganado. Aunque también se ha perdido. Así es el deporte. Incluso aquellos equipos que van a disputar próximamente la finalísima, han perdido encuentros. Algunos, precísamente contra San Inazio.
Pero en ocasiones, el fiel de la balanza es tan sumamente sensible y delicado que un ligero soplo de aire lo desestabiliza. Igual que, si una simple y mínima partida presupuestaria no es contemplada oportunamente en los resúmenes, puede suponer un desequilibrio entre el debe y el haber.
La Liga Nacioal 2022, ha terminado.Pero a la temporada le quedan aún unas jornadas para dar carpetazo. Queda por disputar la Copa, a finales de mes, en la preciosa y tórrida Córdoba.Sea cualesquiera los resultados que se obtengan en esa competición, la temprada ha sido un éxito.
Mila esker SANI.





VALENCIA. PLAY OFF 2022

28 07 2022

Otro año más y de manera continuada, San Inazio Bilbao Bizkaia se prepara para disputar la recta final de la máxima competición beisbolera del estado.
De nuevo, una nueva semifinal de la Liga Nacional División de Honor espera en la ciudad arrocera.
Una liga nacional caprichosa y excesivamente larga, preñada de desencuentros entre los distintos estamentos que configuran la estructura organizativa, como también entre clubes, así como entre éstos y esa máxima rectoría oficial del beisbol español.
Pero si hablamos de caprichos, algunos sin justificación, habría que destacar la fórmula impuesta (pero aceptada) por, sobre todo, aquellos clubes poderosos y empoderados, cuya supremacía revolotea en las últimas temporadas, sobre las precarias economías que desestabilizan de manera sobresaliente a otros que, con el agua al cuello, compiten esforzadamente para permitirse y garantizar su permanencia.
Claro que, ésta es una ley básica y habitual en el deporte. No es nada nuevo. Siempre, y en cualquier disciplina deportiva, han existido y existirán organizaciones preponderantes que disputan la competición contra otras de rango menor, en todos los sentidos.
O dicho de otro modo, siempre ha habido y siempre habrá equipos grandes y equipos chicos, como los fueguitos de Eduardo Galeano.
Ello es así y es indiscutible.
Lo que sí puede tener discusión, o al menos debiera ser objeto de una profunda reflexión dentro de un deporte no profesional como es el béisbol de estos lares es, que el poderío de unos pocos, se imponga de manera inmisericorde, sobre un resto mucho mayor, pero menor en capacidades, tanto de decisión, como deportivas y crematísticas.
El blbaíno, con estilo propio, pertenece sin embargo a ese grupo de clubes obligado a aceptar imposiciones, por más que sus coherentes planteamientos estructurales deportivos, sean del conocimiento de la cúpula organizativa.
Pero sea como sea, SANI cuenta con una larga trayectoria en competición en los más importantes diamantes-hipódromos de ámbito nacional y siempre ha plantado cara a los caballos de las mejores cuadras deportivas.
2022 se presentaba con grandes expectativas en cuanto a triunfos al comienzo de temporada y, a pesar de haber recibido una fuerte coz en la cara, en el primer encuentro del “Opening Day”, logró sin embargo levantar cabeza y espoleando a sus caballos, consiguió remontar aquel mal resultado contra BEISBOL NAVARRA, para doblegarles en el segundo juego
, por diferencia de carreras.
Luego vendrían muchas más jornadas victoriosas en los que los saniarras llegaban primeros a la línea de meta. Aunque Tal vez el más dolido y doloroso fue el circuito canario en el que, además de llegar el último, recibió el peor de los castigos: las infortunadas y graves lesiones.
Supo, no obstante, sobreponerse y seguir cortando cintas de vencedor en otras muchas más jornadas ligueras. Tantas que, de nuevo, ha conseguido colocarse en la línea, compartiendo salida con las otras tres mejores novenas de la División de Honor 2022.
Esta misma mañana, en el diamante de El Fango, se observaba una euforia controlada referida a las posibilidades del equipo, respecto a la competición que dará comienzo este próximo sábado a partir de las 17:45, frente al anfitrión VALENCIA ASTROS, a quien ya vencieron en Bilbao, por dos contundentes resultados de 4-1 y 6-0
Control de euforia y prudencia a partes iguales.
Comentaba el rector celeste que esta penúltima competición llegaba en un momento agridulce. Mientras la clasificación y los resultados obtenidos hasta ahora, otorga posibilidades de avance en las semifinales, las lesiones importantísimas de jugadores vitales, minoran la obtención de boletos de triunfo. Argumento al que es preciso sumar (o restar) la complicada disponibilidad de la plantilla al completo, por razones laborales y otras, por aquello de ser el béisbol, un deporte amateur.
Aun así, Pocero se mostraba optimista y confiaba plenamente en la suprema actitud y capacidad de su novena, para afrontar con solvencia los próximos encuentros.
Si algo le sobra al SANI, es ilusión. Y osadía, además de historia.
Por eso es un equipo ganador.
Zorte on.





SANI, GANA DOS VECES

18 07 2022

San Inazio ganó los dos partidos en el estadio Antonio Hervás. Y lo hizo las dos veces con el mismo marcador: 8 x 1 y 8 x 1.

Con un tremendo y sofocante calor, que castigó por igual a las dos novenas, los bilbaínos se trajeron para el botxo los dos juegos, finalizando con esta última tanda, la fase de clasificación, que la completan con 19 victorias y 7 derrotas.
Y lo hacen con tan solo dos partidos ganados menos y dos perdidos más que el líder del otro grupo, Valencia Astros, que será, precisamente, el rival ante quien, el próximo sábado día 31, se enfrentará para dilucidar las semifinales de esta Liga Nacional 2022.
Si bien es cierto que los resultados de esta jornada no tenían incidencia ante una posible alteración de la clasificación general, San Inazio saltó al diamante plenamente convencido de que los santboianos iban a presentar, como viene siendo habitual, una dura batalla. Y a fe que la dieron. Pero los celestes botxeros, se la ganaron.
El equipo catalán, con una plantilla joven, pero tremendamente peleona, subió al montículo a su estrella Eric Izquierdo. Sin embargo no pudo evitar que en el primer inning, Leo Correa, con un imparable por el jardín central, llevara a Caballero a pisar la goma e impulsara la primera de las 8 carreras. Ni tampoco Joan Bordanoba consiguió enmendar la plana y a pesar de los dos (y únicos) struckouts del partido que infringió, concedió la 8ª y última anotación bilbaína.
Los de Pocero anotaron dos carreras en la 4ª, una en la 5ª, dos más en la 6ª, y finalmente repitieron carrera en cada una de las dos entradas finales.
Víctor López, 1ª base, fue el responsable de anotar la única carrera catalana, luego de verse favorecido por una extraña obstrucción en primera base y fue empujado a tercera, por el hit de su compañero Guillem Maled y por el flay de sacrificio de Miguel Blanco.
Ahí terminó toda la ofensiva santboiana que tan solo consiguió batear 4 imparables en las nueve entradas, cometiendo, además, cinco errores en defensa.
Claro que, enfrente y sobre el montículo tenían a Elio Silva, que se hizo con la victoria en cinco trabajados innings, llevándose con su zurda de oro, 7 ponchos definitorios y a Rubén González que propinó otros 5 más, en su relevo de tres entradas lanzadas, así como a Armando Dueña que taponó el encuentro con un turno, y que también castigó con dos nuevos ponches.
Pero quien de veras castigó, fue Leo Correa que disparó cuatro pepinazos, dos de ellos de dos bases, impulsando cuatro carreras. Aníbal Medina también sacudió dos imparables, uno de ellos doble, impulsando otra anotación. En esa labor no le anduvieron a la zaga Kreisber Auciello (ligeramente lesionado) con otros dos incogibles y una impulsada, así como el jardinero izquierdo Daniel González que dejó su impronta sacudiendo dos nuevos e incuestionables hits
En la tribuna se comentaba que “no estaba resultando un partido brillante, porque San Inazio estaba siendo capaz de hacer lo peor, pero con lo visto, también era capaz de hacer lo mejor”. Y lo hizo.
Y lo mejor fue, sin duda, ganar con solvencia el juego por 8 carreras a 1.
Media hora después, comenzaba el segundo encuentro y Aníbal Medina volvía a repetir su melodía bateadora, conectando dos hits de dos bases, mientras que Eduardo Blanco, que repitió el robo de la 2ª almohadilla, sacudió 3 pepinazos, (dos de ellos llevaban incluido el boleto para dos bases).Leo Correa se empeñó en seguir sumando hits y, en este segundo partido, bateó otros dos imparables, (6 en total) uno de ellos doble que empujaron a González y Medina hasta el home. También Caballero conectó dos, siendo uno de tres bases que mejoraba su nula producción en el primer juego y Kreisber Auciello sumó en su cuenta, otros dos imparables más. Jose Abilio Ferrer conectó su limpio de dos bases que llevó a Correa hasta la goma y Daniel González repitió hit.
En el sexto inning, la mala suerte con las lesiones, vuelve a castigar al SANI.
Kepa Pocero, de nuevo se ve en la necesidad de rehacer el dibujo sobre el terreno y reestructurar el equipo, ante la lesión producida por un torpe e incomprensible pisotón en la pierna de su primera base, Daniel Moreno, viéndose obligado a encargarle la defensa de la primera almohadilla, a su cerrador Armando Dueñas, quien asumió ese rol sin problemas, con estilo propio y desenvuelto, atacando un puntual y dificultoso foul profundo y consiguiendo además, en la última entrada, un poderoso batazo por el jardín izquierdo que llevó a Eduardo Blanco a anotar una de las tres carreras finales.
En este juego, la loma la defendió a la perfección Royd Hernández que en sus 5.0 IP, retiró por la vía del ponche a 6 bateadores santboianos, permitiendo un solitario hit y llevándose una nueva victoria.
Giovanni Ramírez, que salió a refrescar el montículo, se encargó de amonestar severamente con otros 4 ponches en tres entradas, con tan solo dos hits permitidos.
Así y ahí, terminó la historia simple de dos partidos sin demasiada trascendencia.
Resultó, ésta, una jornada positiva desde el punto de vista deportivo.
Sin embargo, el mentor celeste precisaba que era conveniente recordar el consejo de aquel viejo profesor, cuando decía que él prefería resaltar los aspectos positivos de sus alumnos, dejando “lo otro”, para las evaluaciones finales del curso.
Por otro lado y finamente, miembros de la delegación saniarra manifestaron su agradecimiento por el trato recibido por parte de la organización del Club SANT BOI, que como siempre, ofrecieron una excelente disposición, amable y diligente.
Pero ahora, al SANI le toca poner toda su atención y recursos, pensando en el último fin de semana de este mes de julio.
Las semifinales de esta Liga Nacional de la División de Honor, esperan en Valencia.
Zorte on!





A POR SANT BOI

14 07 2022

Mañana viernes, San Inazio sale disparado hacia San Baudilio de Llobregat, para enfrentarse a uno de los dos grandes e históricos representantes del béisbol catalán y estatal: Club Béisbol SANT BOI.

Esta será la última jornada de la Liga Regular 2022, para ambas novenas.
Aunque el SANI ya está clasificado para disputar los play off de la liga, a celebrarse el primero de ellos en el último fin de semana de este mes de julio en Valencia, así como para la final a cuatro de la Copa 2022, en Córdoba, en un ardiente y sofocante mes de agosto, el equipo bilbaíno necesita las dos victorias frente a los santboianos para, entre otras cosas, conservar por si acaso, el mejor average particular contra el rival que corresponda.
Pero no solo por ello, sino porque la novena también precisa obtener y mejorar sus “números” colectivos y sobre todo individuales, que acrediten que es uno de los mejores conjuntos de este campeonato liguero, ya que, no en vano, continúa a la cabeza de diferentes clasificaciones y averages individuales, tanto en bateo como en defensa, incluyendo el excelente trabajo de su bullpen.
Sin embargo, esta misma mañana, la dirección técnica señalaba que, llegados a esta óptima posición en la clasificación, haya que lamentar que la extremada mala suerte con las lesiones, pueda condicionar de manera importante y negativa, el afrontar con la solvencia necesaria lo que resta de competición oficial, y en concreto, esta parte final de la liga, tan ansiada y apreciada, como son los citados play off, que ya se venían acariciando desde las últimas jornadas.
Un objetivo, éste, marcado desde el comienzo de la temporada, con la confección de una plantilla ganadora, viendo cómo se truncaban muchas de las esperanzas depositadas, precisamente en una de las salidas y ante un rival importante como era Tenerife.
No solo se regresó de la isla con derrotas, sino que lo hizo con cuatro de sus titulares lesionados en el primero de los juegos, uno de ellos de gravedad, que ha obligado a reestructurar el plantel de forma notoria.
Pero así es el deporte, cargado de riesgos e incertidumbre.
Lo que sí es cierto, sin embargo, es que, aún minoradas ciertas expectativas, lo que no disminuye es la ilusión de todo el grupo por finiquitar esta última jornada con dos nuevas victorias que llevarse a la buchaca, que diría un catalán y dedicárselas especialmente a los lesionados y a quien ha perdido hace tan solo unas horas, a un ser muy cercano y querido. Pero el homenaje por la gran temporada realizada, será ofrecido a toda la afición saniarra que ha disfrutado, un año más de su novena de cabecera, así como a la longeva historia del SAN INAZIO BILBAO BIZKAIA.





SANI CONTINUA SUMANDO

4 07 2022

Dos nuevas victorias ante MIRALBUENO ZARAGOZA, por 8 carreras 1 y 11 a 0.
Jornada tras jornada, el beisbol practicado por el SANI, ha ido enamorando a cada vez más espectadores, sentados en la tribuna de su diamante del polideportivo municipal de El Fango.
Unas gradas físicas que presentan relativas incomodidades para la presencia y disfrute de un deporte tan bello y colorista, como largo en su desarrollo, pero absolutamente espectacular para los iniciados y sobre todo para los entendidos, en esto del bate y la pelota, en el béisbol, considerado mundialmente como el ajedrez de los deportes y que los italianos denominan “Il gioco piú bello del mondo”. Un deporte que en nuestro herrialde goza de una histórica tradición y que SAN INAZIO BILBAO BIZKAIA se encarga de mantener vivo, no sin gran trabajo y tremendo esfuerzo pero, como cada año, con renovada ilusión y optimismo, así como con la esperanza de conseguir su máximo arraigo.
Esta temporada 2022, los saniarras están demostrando una contrastada calidad pelotera, sobre todo con el madero en las manos.
Anteayer sábado, en sus enfrentamientos contra MIRALBUENO ZARAGOZA, los batazos volaban a diestro siniestro y, aunque la defensa exterior mañica se encargó en varias ocasiones, con sobrada habilidad y categoría, de entorpecer y acortar la trayectoria de muchos de ellos, no consiguió sin embargo evitar que los bizkaínos conectaran en los dos juegos, 22 hits, 6 de los cuales de dos bases y 3 jonrones.
Proyectiles que se repartieron, Yoel Caballero (4), Aníbal Medina (3) Jose Abilio Ferrer (3), Jose Amaury Noroña (3), Fidel Torres “Mañé” (3), Daniel González (2), Eduardo Blanco (2), más uno cada uno, Leo Correa y Rubén González.
De los batazos dobles se encargaron Eduardo Blanco, Rubén González, Yoel Caballero y Jose Amaury Noroña, mientras que los responsables de volar sobradamente la cerca, con vitola de cuadrangulares, fueron el veterano Fidel Torres, Jose Abilio Ferrer y Jose Amaury Noroña.
Ninguno de los tres lanzadores zaragocistas que subieron al montículo consiguió doblegar sobre la goma de home, a ningún pelotero saniarra, como tampoco los de Kepa Pocero cometieron errores en defensa.

Elio Silva, primer abridor bizkaíno, se llevó la victoria del primer juego, en sus 6.0 IP, castigando con 8 struckouts y el salvado se le otorgó a Rubén González, con 2 ponches en 3.0 IP, mientras que Royd Hernández, que ponchó a 5 bateadores en sus 5 innings lanzados, fue el ganador del segundo encuentro, perfectamente relevado por Giovanni Ramírez que blanqueó a otros 2 más, en las dos entradas completas que lanzó.

Con estos dos encuentros, se cerraba para el SANI la competición liguera en casa. Sin embargo aún le queda por disputar la última jornada de esta Liga Regular, debiendo trasladarse a Sant Boi, el próximo sábado día 16 y visitar un estadio, anfitrión de mil historias y batallas deportivas de gran rivalidad.
Pero la actual plantilla de SAN INAZIO BILBAO BIZKAIA, no se va a arredrar a estas alturas de la competición y viajará a tierras del Baix Llobregat, con la determinación de traerse para el botxo, las dos últimas victorias de esta Fase de Clasificación de la División de Honor estatal 2022, y dedicárselas a su compañero gravemente lesionado, Frederman López.
Así ha de ser.
Zorte on SANI.

1º PARTIDO – BOX SCORE
2º PARTIDO – BOX SCORE
ESTADISTICAS ACUMULADAS 2022





ESPERANDO A MIRALBUENO

30 06 2022

Los zaragocistas del CBS MIRALBUENO visitan este fin de semana el diamante del SAN INAZIO para cerrar, a doble partido, los enfrentamientos entre ambas novenas, correspondientes a la penúltima jornada de esta liga regular de la División de Honor 2022.

Vuelve la Liga a Bilbao, luego de un forzado parón reglamentario establecido por los compromisos internacionales de la Selección Estatal, que ha contado en sus filas nada menos que con siete componentes de la novena bilbaína.
Ha sido “un descanso” que, en circunstancias normales, hubiera podido representar un necesario y merecido reposo y, entre otras cosas, servir para la recuperación de nuestros jugadores lesionados, alguno de gravedad.
Sin embargo, es sabido que las lesiones no entienden de ciclos de necesidad deportiva, sino de albedrío hostil que en ocasiones puede originar grandes perjuicios, además de físicos, puramente estructurales.
Este es el caso que afecta a una plantilla como la bilbaína que, como comentaba su mánager, tendrá que hacer encaje de bolillos para enfrentarse a un equipo maño que a buen seguro vendrá a Bilbao con los dietes bien apretados, para tratar de desbaratar la clasificación general.
Atrás quedan los dos juegos celebrados en Zaragoza el pasado mes de abril, en los que SANI se vio en apuros para ganar el primero de ellos (esos que suelen atragantársele) por tan solo una carrera de diferencia. Pero los saniarras también saben cómo apretar sus dietes y en el segundo de la jornada, doblegaron a los maños con un contundente resultado.
Por ello y muy a pesar de que Miralbueno (junto con Toros de Pamplona) figura en los puestos de cola de esta edición 2022 con menos partidos ganados, este sábado, no se lo va a poner nada fácil a los del botxo.
Este tipo de partidos representan lo que coloquialmente son denominados “trampa”, toda vez que a priori pueden parecer fáciles pero que en ocasiones, terminan por convertirse en auténticos rompederos de cabeza.
Es de esperar, no obstante, que en esta ocasión el mal augurio no se haga realidad y SAN INAZIO BILBAO BIZKAIA consiga las dos victorias ante los cesaraugustanos.
El primer encuentro de la jornada dará comienzo a las 11:30 de un anunciado sábado soleado, en el que se espera una grada repleta de aficionados en general y seguidores celestes en particular.
San Inazio necesita ganar los dos juegos. Como también necesita del apoyo de su afición.
Que así sea.
Zorte on.