IMPOSIBLE. MARLINS BLOQUEÓ EL PUERTO

20 06 2022

San Inazio no pudo atracar su nave en el Puerto de la Cruz. Los Marlins taponaron su bahía.
Los bilbaínos habían depositado muchas esperanzas en su enfrentamiento con los canarios, aunque de antemano sabían que iba a ser una singladura harto difícil, aunque nunca pensaron que iba a ser imposible.
¿Mala suerte? Por supuesto que mala suerte. Nefasta. Tremendo infortunio.
SANI no obtuvo ninguna victoria, ni consiguió que sus pocos batazos fueran efectivos. Ni siquiera los jonrones que batearon resultaron suficientemente productivos.
Esta vez el factor suerte no apareció. No solo no lo tuvo de cara, sino que le dio la espalda en todo momento. Y no solo en el terreno deportivo.
Mala suerte, sí. Porque no es lógico que bateadores de la talla y calidad de los saniarras fueran frenados en seco por un equipo grande, cierto, pero no invencible.
Como tampoco es lógico que el bullpen bilbaíno no consiguiera doblegar a peloteros que, muy pocos, superan los 0.350 de average.
Todo salió mal. Todo se torció y retorció. No se tienen demasiadas buenas experiencias en ese diamante complicado, incómodo y peligroso.
Pero lo más peligroso, complicado y tremendamente doloroso, fueron las cuatro inoportunas e importantes lesiones sufridas en los dos juegos. Una de ellas, grave, acabó con un diagnóstico de rotura de peroné.
Lesiones que obligaron, inesperadamente, al mentor bilbaíno a retocar su plantel sobe la marcha y que, finalmente, fueron determinantes para los resultados de los encuentros.
¿Parece una excusa? Pues sí, lo es. Pero es una excusa justificada y suficientemente bastanteada por todos los equipos que visitan ese diamante.
Si conjugamos los malos resultados, con la desventura de cuatro lesionados en una misma jornada, no se puede aplicar ningún otro calificativo que MALA SUERTE.
Ahora bien, cerremos el capítulo de las malas suertes, de los desafortunados resultados individuales y del colectivo y centrémonos en lo que hubo de positivo.

Aníbal Medina volvió a lucir su poder con tres imparables, sacando uno de ellos fuera y por encima de la valla, con un largo cuadrangular.
Mientras Kreisber Auciello, uno de os lesionados, bateó, otro, con vitola de grand slam, Eduardo Blanco sacudió dos pepinos imparables y José Amaury Noroña, también lesionado, escupió uno de tres bases. A la vez que Armando Dueñas, Yoel Caballero, José Abilio Ferrer, Fidel Torres y Leo Correa, también castigado por lesión, sacudieron misiles sencillos, pero incogibles.

Esta vez, Frederman López, el gravemente perjudicado por la terrible lesión, no tuvo la oportunidad de demostrar su calidad, ni su habitual línea ofensiva.
Pero ni la liga ha terminado, ni las posibilidades han desaparecido.
San Inazio continúa ocupando la segunda plaza de su grupo y aspirando a consolidar sus opciones en las dos jornadas que aún restan de la competición regular.
Luego vendrán los cruces para la disputa de la fase finalísima de esta Liga Nacional División de Honor.
Sin embargo, este próximo fin de semana habrá parón liguero impuesto por el calendario del combinado nacional, que se traslada a la República Checa para disputar la ”Praga Baseball Week” y en la que estarán presentes varios de los peloteros que configuran la novena de San Inazio Bilbao Bizkaia.
Esperamos que, al margen de su buen trabajo y resultados personales, todos regresen sanos y salvos.
Mientras tanto, confiemos en la pronta y necesaria recuperación de los castigados por las lesiones.
Ahora más que nuca, SANI necesita toda la suerte del mundo.

1º PARTIDO – BOX SCORE
2º PARTIDO – BOX SCORE
ESTADISTICAS ACUMULADAS 2022





JORNADA COMPLETA. DOS NUEVOS TRIUNFOS8 -2 y 9 -6.

13 06 2022

“Decíamos ayer…” que las victorias frente a Beisbol Navarra, en el derbi vasco, iban a ser muy importantes. Y lo han sido.
Pero obtenerlas, no resultó “nada fácil”. No, no fue fácil ganar al BN. SANI se vio obligado a luchar más de lo que a priori tenía previsto para llevarse las dos victorias, porque los navarros se defendieron con uñas y dientes, aunque los bizkaínos fueron superiores. En juego, en contundencia…y en el resultado final.
Es cierto que la novena de Aritz García opuso una férrea resistencia, demostrando también su poder con el bate y solucionando con solvencia las numerosas ocasiones de peligro que San Inazio le proporcionó. También lo es que BN estuvo siempre a la altura, que demostró ser un equipo competidor y competitivo, que posee unos peloteros “descarados” que no se arredran ante ningún pitcher, pero que si embargo no pudieron con la efectividad de un SANI que supo mantener a raya a un equipo ambicioso y bien estructurado.
A pesar de que la disputa de esta jornada correspondía a la segunda vuelta y debía ser jugada en Pamplona, se habían originado problemas operativos importantes y finalmente, se decidió llevarla a cabo en Bilbao. Por ello BN actuó como home Club y le correspondió realizar la defensa en primer lugar.
Así, San Inazio se encontró sobre el montículo con Jorge Hernández, su viejo castigador y otrora lanzador saniarra, que durante las primeras entradas amenazaba con repetir el castigo infringido en la primera jornada del pasado mes de marzo. Sin embargo, terminó por cargar con la derrota, porque su dominio tan solo le duró tres innings, puesto que los bates bizkaínos comenzaron a tomarle la medida a sus recursos y a chocarle la pelota con precisión.
Fue Leo Correa el encargado de abrir la brecha en la 4ª entrada, arañando un trabajado boleto a 1ª, para que José Abilio Ferrer, con un tremendo batazo de dos bases, arropado por el fly de sacrificio de Kreisber Auciello y los jonrones de Daniel Moreno y José Amaury Noroña, se consiguiera romper la racha de tres innings en blanco y subieran las primeras 5 carreras al marcador bilbaíno.
De nuevo repitió Correa, en la 5ª, su trabajo de conseguir otro boleto y también repitió Ferrer su doble para que Eduardo Blanco empujara con otro batazo de dos bases, a Correa y Ferrer a pisar la goma del home y anotar 2 nuevas carreras.
Pero aún faltaba el vuelacercas de Frederman López, en la parte alta de la 6ª, para cerrar el marcador con las 8 definitivas carreras.
De nada sirvieron las dos anotaciones del BN, en la 6ª y 8ª. El partido ya estaba sentenciado y el luminoso reflejaba la victoria bizkaína por 2 a 8.
El receptor Jose Abilio Ferrer anduvo listo y efectivo con su bate, sacudiendo tres pepinazos, dos de ellos de dos bases (y amenazando para el segundo juego). Frederman López siguió sus pasos con dos (uno doble) y el homerun que no encontró compañeros en las bases. Eduardo Blanco conectó también su doble, anotándose 2 remolcadas y Daniel Moreno, se sentó luego de batear una pelota que salió, de buena y muy larga, por encima de la valla.
Pero faltaba José Amaury Noroña, que acababa de incorporarse al equipo para ocupar la parcela del shortstop, vacante por la lesión del titular Correa y que sacudió, primero, un imparable y más tarde, envidioso, también sobrevoló la cerca por el jardín izquierdo, anotándose su primer cuadrangular con el uniforme blanco a rayas azules.
Se había conseguido batear 9 hits, y metido el miedo en el cuerpo del lazador pamplonés que, sin embargo aguantó estoicamente las nueve entradas completas que duró el partido. Esta vez, Hernández, no pudo con la ofensiva saniarra.
Claro que, Kepa Pocero había subido a la lomita a Elio Silva, su abridor talismán, que contrarrestaba a la perfección los intentos ofensivos navarros. Silva se encargó de eliminar por la vía rápida a 7 bateadores en las seis entradas que lanzó y, ganador, cedió la cima de su montículo a Rubén González para que ponchara otras 4 veces más, durante los tres turnos que duró su trabajo, salvando el juego.
El primer encuentro ya estaba ganado.
Pero la jornada amenazaba con tormenta climatológica. Y también deportiva.
José Sánchez, primero de los tres lanzadores que defendieron el montículo pamplonica del segundo encuentro, no pudo evitar que Aníbal Medina le robara en su primer turno al bate, una costosa y trabajada base por bolas. Y tampoco pudo evitar que Yoel Caballero se la volara por encima de la cerca del jardín derecho, anotando las dos primeras carreras para el SANI.
Pero la tormenta no había hecho más que empezar, puesto que el cuatro bate y encargado de mascotear para los celestes, José Abilio Ferrer, que había amenazado con seguir castigando con su bate los lanzamientos de Sánchez, cumplió con su amenaza y volvió a sacudir la pelota tan fuerte, que la perdió “para siempre”, conectando su cuarto cuadrangular de la temporada y subiendo al casillero, una carrera más y con ella, esas tres citadas primeras carreras bilbaínas.

Le tocaba el turno abridor a Royd Hernández que defendió su montículo, mejor que bien y cerró la primera entrada sin permitir anotación.
Con 3 x 0 daba comienzo el segundo turno de bateo celeste y Moreno que acababa de batear un doble, es empujado hasta home por el sencillo del zurdo Frederman, que a su vez anota, remolcado por el batacazo de dos bases de Aníbal Medina, que lleva a Noroña (sencillo al center) a pisar la 3ª. Llega al cajón de bateo, el designado Correa que sacude un peligroso y efectivo imparable por el jardín derecho, otorgando a Noroña y Medina, su derecho de anotar la 3ª y 4ª carrera.
Royd continuaba firme y seguro, a pesar de permitir que Albes le anotase una carrera, porque cerró la 2ª entrada dejando a tres corredores en base sin anotar. Tampoco importó demasiado que le anotaran otra en el tercer turno, ya que cerró el 4º y el 5º, sin permitir ninguna carrera más.
Y llegó el 5º turno de bateo saniarra. Kreisber Auciello se empeñó en emular a sus compañeros jonroneros y jonroneó el suyo para anotar la octava y dejar que Eduardo Blanco, impulsado por Moreno, pisara el home y marcara la novena y definitiva carrera.
Pero…ahí está el 6º inning. Ay Dios. ¡Qué entrada más dolorosa! El mentor celeste se ve en la necesidad y conveniencia de realizar obligados cambios en defensa. Beisbol Navarra no pierde la oportunidad de aprovechar la coyuntura y comienza a hacer sonar sus bates.
Un sencillo, una base por bolas, otro sencillo, uno más, otro boleto, un flyout de Eduardo Rivas (perfectamente atrapado por Ferrer) un ponche de Víctor Reyes y finalmente otro batazo de aire al siete, cogido al vuelo. Tres outs y se cierra la desdichada entrada.
Pero todo ello, seguido y en conjunto, contribuyó a que los despiertos pamplonicas anotaran, nada menos que 4 carreras y dejaran a dos corredores en base.
No tuvo suerte alguna, el refresco celeste y hubo de ser relevado también, dando paso al montículo botxero a Armando Dueñas para que cerrara el juego y lo salvara, ponchando a 4 agitadores que pretendían entorpecer su pitcheo, permitiendo un solo hit en las tres entradas lanzadas, sin que le anotaran ninguna carrera.
Los alborozados, y por momentos alborotados, espectadores seguidores de la novena pamplonica, se vieron obligados a calmar sus ánimos al comprobar que aquella reacción puntual de su equipo, para su desconsuelo, se quedaba en tan solo eso: reacción puntual y pasajera.
Como tampoco pudieron evitar el halago a la simbiosis entre los precisos tiros a segunda de Abilio Ferrer y la perfecta asistencia de Amaury Noroña para, con tiempo sobrado, anular dos intentos de robo seguidos.
Sí, es cierto. San Inazio padeció momentos de incertidumbre y cierto temor, pensando en Damocles. Pero hizo gala, una vez más de su solvencia pelotera y terminó por doblegar, de nuevo a un Beisbol Navarra que pretendía, en justicia, arrebatar un encuentro que los bizkaínos habían encarrilado convenientemente.
Como convenientes fueron los 3 hits de Caballero (1 doble) los 2 de Eduardo Blanco (1 doble), los otros 2 de Daniel Moreno (1 doble), más los 2 sencillos de Amaury Noroña, el homerun de Abilio Ferrer y el de Kreisber Auciello y los sencillos de Frederman López y Leo Correa (lesionado) más el pepino de dos bases de Aníbal Media, con sus tres boletos a 1ª.
El legendario Tom Lasorda, comentaba en cierta ocasión que “no tengo ninguna duda de que todos y cada uno de los peloteros que configuran mi lineup, van a hacer lo imposible y conveniente para, cumpliendo con mis instrucciones, conseguir los mejores resultados”.
Lasorda, el sábado, hubiera quedado satisfecho. Como satisfechos quedaron Pocero y los aficionados que se mojaron en las gradas.
Bah, simple sirimiri bilbaíno…
Excelente jornada, que ni siquiera la lluvia se atrevió a estropearla.
Aurrera SANI.

1º PARTIDO – BOX SCORE
2º PARTIDO – BOX SCORE
ESTADISTICAS ACUMULADAS 2022





DERBI VASCO EN EL DIAMANTE BILBAÍNO

9 06 2022

A pesar de las victorias obtenidas por Beisbol Navarra ante los valencianos del Antorcha, este último fin de semana, San Inazio permanece consolidado en el segundo lugar clasificatorio por detrás del Marlins tinerfeño que (por el momento) sigue como líder del Grupo A.
La novena pamplonesa es el próximo rival de los bilbaínos y, aunque distanciado, continúa apareciendo en su espejo retrovisor, siendo, a día de hoy, la primera ocupación y preocupación celeste.
No es muy previsible (aunque no imposible) que los canarios de Puerto La Cruz aflojen hasta el extremo de verse superados por el SANI en la clasificación general. Pero como indicaba el mánager saniarra: “Los bates están en lo alto y todavía queda mucha liga, además aún está pendiente la segunda vuelta entre ambas novenas y mis muchachos tienen ambición y muchas ganas de triunfos…”
Esa preocupación citada, tiene su origen en que los bilbaínos necesitan mantenerse como segundos de su grupo, incluso alcanzar la cabecera, para poder disputar los play off y asegurarse la clasificación para la disputa de la Copa 2022, en el próximo mes de agosto.
Por eso resulta de vital importancia descolgar y alejar a su perseguidor pamplonés, para continuar caminando con desahogo durante las cuatro jornadas que restan de competición liguera.
Capítulo aparte merece la mirada que los bizkaínos tienen puesta en el desarrollo del Grupo B, liderado por Astros Valencia (a quien ya doblegó hace dos semanas), teniendo a Viladecans como segundo de a bordo.
Cualquiera de estos dos equipos serán, con toda probabilidad, los rivales del SANI, en el cruce del último tramo de la liga que, en su carrera, pude catapultar a los bilbaínos a disputar la finalísima de la Liga Nacional División de Honor.

Lo cierto es que la bondad de ese cruce, no depende en absoluto de los resultados de San Inazio una vez obtenida la plaza (1ª o 2ª), sino de la verdadera capacidad que los catalanes del Bajo Llobregat tengan para destronar a los valencianos.
Pero, centrémonos en lo que en este fin de semana puede suceder en el diamante bilbaíno, entre las dos novenas vascas, ya que ambas trabajan denodadamente por conseguir el mismo objetivo.
Es conveniente recordar que en la primera jornada de la liga, Beisbol Navarra venció a San Inazio en el primero de los juegos, por un desconcertante resultado de 9 carreras a 6, en el que los del botxo, tan solo cometieron un error en defensa, habiendo bateado nada menos que 15 imparables, incluidos dos jonrones (Medina y Correa) que sin embargo no fueron suficientes para doblegar a los tres lanzadores que los de Pamplona subieron al montículo.
Claro que, tampoco los tres pitcher del SANI consiguieron anular la ofensiva pamplonica que les sacudieron 17 leñazos.
Sin embargo, aún quedaba el segundo juego. Y en él, Kepa Pocero decidió revolver bien sus papeles y colocarlos en un perfecto orden de auditoría, con lo que cambió radicalmente el rumbo deportivo de la jornada.

SANI se vengó oportunamente, frenó en seco a los pamploneses y finalizó el segundo encuentro con diferencia de carreras en la séptima entrada y con una incuestionable victoria de 12 x 2.
Se había repartido las victorias, sí. Pero sin demérito del rival, es necesario precisar que la derrota citada, fue tan inesperada como incomprensible e incomprendida. Y desde luego penosamente aceptada.
Luego de esa primera jornada, las dos novenas tomaron caminos bien diferentes. Mientras BN fue perdiendo fuelle, San Inazio ha ido respirando fuerte y cogiendo cada vez más oxígeno, obteniendo más victorias que su rival y perseguidor.
Si en aquel momento, en la primera jornada, el mánager bizkaíno achacaba la derrota al escaso tiempo que tuvo para configurar una novena estructurada y sólida, en ésta, por el contrario, cuenta con un equipo compacto, fiable y consistente, y que ya ha demostrado su solvencia como equipo ganador.
Por eso este nuevo choque es tan importante y debe originar, sin concesión alguna, ese necesario y definitivo distanciamiento navarro de las espaldas saniarras. Así están las cosas.
Y así deben continuar, si San Inazio mantiene en su horizonte, el objetivo de incorporarse al grupo que dispute el tan referido y ansiado play off liguero.
Por todo ello, este sábado a partir de las 13:00h y luego de haber degustado dos semanas seguidas, paella valenciana, los del botxo tienen ante sí, el reto de no atragantarse con un menú cuyo ingrediente principal será la endrina navarra (en ocasiones un tanto amarga) pero que a buen seguro servirá como excelente postre, antes de viajar, sin empacho, a Tenerife, el próximo día 18.
Otra jornada más, los aficionados bilbaínos tienen ante sí la posibilidad de seguir disfrutando en El Fango, de su novena de cabecera y del excelente béisbol que los muchachos celestes vienen ofreciendo en las últimas jornadas.
Aurrera eta zorte on SANI.





ULTIMA JORNADA EN LIGA NORTE

2 06 2022

Este fin de semana no veremos acción en la máxima categoría, le llega un mas merecido descanso al equipo de División de Honor. Han sido 9 jornadas competitivas sin interrupción, cargadas de trabajo y con muchos desplazamientos. Por el contrario los aficionados bilbaínos tendrán la oportunidad de disfrutar del juego del filial en la segunda categoría estatal.

Desgraciadamente el momento de bajar el telón para el filial bilbaíno, llegara este domingo con la visita que los maños del Mirabuelo realizaran al diamante bilbaíno. Los cachorros del Sani, comenzaron la competición sin encontrar buenas sensaciones con su juego pero ahora que cierra la temporada, estas son diferentes y el Sani esta mostrándose como un equipo mas maduro, consolidado y competitivo.
Además, este último partido cuenta con aliciente extra para el San Inazio. Nada más y nada menos que la tercera plaza liguera. Si los bizkainos logran doblegar al equipo de Zaragoza, sumarian el mismo número de victorias que el C.D. Amaya pero cuentan con el particular entre ambas novenas, a su favor. Esta circunstancia hace del partido del domingo aun mas interesante para la novena y porque no para el aficionado.

El domingo a las 11:30 será el momento de mostrar la evolución sufrida estas ultimas jornadas. Llegar a este cierre de temporada con cosas en juego, solo puede ser valorado como un éxito para el joven equipo bilbaíno.





BREVE HISTORIA DE DOS VICTORIAS

30 05 2022

13 -1 y 18 – 2.
San Inazio bateó 26 hits, dos de ellos cuadrangulares, para anotar 31 carreras, cometiendo tan solo tres errores en defensa, aunque dejando a 16 corredores en bases, durante los dos encuentros que duraron tan solo, seis innings y medio el primero y cinco completos el segundo.
Los dos lanzadores abridores saniarras, que se llevaron de nuevo las victorias, sacrificaron en home a 20 Bateadores valencianistas, repartidos entre Elio Silva, 12 (en 5.1 IP), Royd Hernández otros 5, en sus cinco turnos completos, más los 3 ponches que el refresco del primer juego, Rubén González castigó, en su 1.2 IP.
E. Silva, lleva anotadas en su txartela 7 juegos ganados en lo que va de temporada, mientras que R. Hernández le sigue a muy corta distancia, con otras 6 victorias.
Sin embargo ANTORCHA VALENCIA necesitó subir al montículo a tres de sus lanzadores para defenderse de la tormenta de batazos bilbaínos en el primer encuentro, mientras que para el segundo, se vio obligado a hacerlo con cuatro pitcher más, durante las 2:10h que duraron las cinco entradas.
Dos victorias anunciadas y altamente importantes para los intereses clasificatorios de los botxeros, así como para el average general del equipo y sobre todo para los individuales de su lineup.
Es preciso reseñar que alguno de los peloteros del SANI, discrepaban de los criterios técnicos de la anotación oficial, en referencia a la calificación de alguno de sus batazos. Sin embargo, resulta necesario aceptar que es a los colegiados anotadores, a quien corresponde juzgar si el batazo es hit, o error en defensa.
No procede discusión alguna al respecto.
No tuvo mucha más historia el desarrollo de los encuentros de esta jornada, en la que San Inazio repitió victorias y volvió a vapulear a una novena valenciana que, ya en la pasada temporada, también cayó doblegada de la misma manera, perdiendo ambos encuentros por amplia diferencia de carreras.
Quizá este breve relato deportivo debiera ser más gráfico si, parafraseando al novel García Márquez, se titulara: “Crónica de una…anunciada”, pero hacer referencia a un óbito, tratándose de un evento deportivo llegaría, a buen seguro, a ser ofensivo para un equipo, por el mero hecho de ser el perdedor.
De nuevo, la de este sábado, fue una jornada beisbolística en la que los pupilos de Kepa Pocero quisieron, supieron y consiguieron hacer bien las cosas, sobre en todo en lo que se refiere a la labor de bateo. Esos 26 imparables, con varios dobles, triples y jonrones, así lo demuestran.
La nota preocupante la pusieron, otra vez, las desafortunadas lesiones que castigaron a un pletórico San Inazio que obligaron a su mentor, a reestructurar el equipo, realizando cambios inesperados en defensa, con un inicial desconcierto, pero que a la postre demostraron que fueron lo suficientemente efectivos, como para que el grupo no se resintiera y mostrara la polivalencia de sus peloteros.
Como tampoco se resintieron, ni los bates, ni las manos de los encargados de disparar misiles y repartir esos 26 incogibles.

El jardinero central, Eduardo Blanco que castigó en el segundo encuentro con 4 hits (dos sencillos, un doble y un triple) lo había hecho ya, en el anterior juego, sacudiendo otro batazo de dos bases.
Yoel Caballero se encargó de pegar, y bien, 2 veces en el segundo encuentro, habiendo sacudido otros 3 en el primero (uno de ellos doble).
Daniel Moreno, bateó 3 incogibles (dos de ellos dobles) en el primero y repitió con otro, pero esta vez con un cuadrangular, volando la cerca, en el segundo.
Frederman López, que también había conectado home run, bateó otro doble, más un sencillo y repitió otro imparable más.
Kreisber Auciello, en su línea, bateó 2 más 1, y el encargado de la receptoría, Jose Abilio Ferrer, sacudió 2 imparables en el primer juego y repitió con un doble en el segundo, reivindicando, por cierto, que otro de sus largos batazos fuera anotado como error en defensa, anulando lo que para él hubiera supuesto otro hit más en su casillero particular.
Aníbal Medina, que también reclamó un hit, se conformó esta vez con conseguir 4 importantes y trabajados pasajes a primera base, mientras que Fidel Torres “Mañé” con un imparable y Leo Correa, lesionado, con otro sencillo, cerraron la producción de los citados 26 hits.
¿Breve historia? Sí, breve, pero intensa y productiva historia que proporciona renovadas esperanzas a un San Inazio que, una temporada más, encandila y sigue enamorando a, cada vez más seguidores que se dan cita en las gradas de su diamante de El Fango.
Ahora, los castigados por las lesiones tienen por delate dos semanas para su recuperación, toda vez que este próximo fin de semana se presenta como jornada de descanso liguero, marcada por el calendario oficial, para recibir el 11 de junio y, de nuevo en casa, a Beisbol Navarra que, aunque algo lejos aún, intenta pisar los talones de la novena bilbaína.
Aurrera SANI, que el objetivo de pelear por los play off, están cada día más cerca.

1º PARTIDO – BOX SCORE
2º PARTIDO – BOX SCORE
ESTADISTICAS ACUMULADAS 2022





SATISFACCION Y ESPECTATIVAS

26 05 2022

El pasado sábado, poco antes de finalizar los partidos (ya sentenciados) en los que San Inazio realizó una demostración de un béisbol de calidad, un aficionado que se encontraba en la tribuna, se acercó a este juntaletras y le sentenció:
“No me arrepiento de haberme hecho socio recientemente de este equipo, hoy me siento recompensado”.
Terminó diciendo que “He visto todos los partidos de esta temporada en casa y he comprobado el progreso del equipo. Estamos en un buen momento, pero pienso que, ahora, lo importante es no echar las campanas al vuelo, no bajar la guardia y trabajar con cordura y equilibrio, sin creerse que ya somos campeones. Hay que estar alerta y expectantes”.
Estamos de acuerdo, fue mi respuesta.
Lo cierto es que la tribuna del diamante de la novena saniarra, cada vez acoge a más convencidos aficionados. Cada jornada se ven más “caras nuevas” aunque… se sigue echando en falta, “viejas caras”. Pero sea como fuere, esas gradas, cada día albergan a un mayor y más numeroso público que disfruta de un equipo que viene ofreciendo excelentes espectáculos beisboleros.
Se pudo comprobar, cómo entre los aficionados se hacían “apuestas jocosas” respecto a si este año toca ganar la Liga, o solo la Copa o si es posible, incluso, obtener los dos títulos…
También estaban quienes decían que aún era demasiado prematuro hablar de títulos, a pesar de que lo que se está viendo hasta ahora es una novena compacta, con buenos peloteros, que pueden y saben desarrollar un excelente juego, ambiciosos y de gran poder; pero… (Seguían comentando) “la competición es todavía muy larga y es de esperar diferentes dificultades ante las que será preciso y necesario mostrarse serenos y coherentes”
También, plenamente de acuerdo.
Hay que tener en cuenta que aún quedan cinco peligrosas jornadas por resolver.
Queda por devolver visita a los tinerfeños y arrancarles victorias, en un campo incómodo y traidor. Previamente, es necesario alejar de los talones, al perseguidor Beisbol Navarra, en jornada que se resolverá en Bilbao y, más tarde, recibir también en casa a Miralbueno Zaragoza para, finalmente, visitar el estadio del Sant Boi, en la última jornada de la liga regular.
Pero para ello, para afrontar esas cuatro jornadas ligueras con cierta comodidad, es necesario reforzar la mochila y cargarla con dos nuevas victorias, como las que se pretenden obtener pasado mañana sábado en El Fango, con la misión ineludible de doblegar al Antorcha de Valencia, situado en mitad de la tabla de su grupo y que viene de repartir victorias en su último enfrentamiento contra los santboianos.

CBS ANTORCHA VALENCA, es otro de los históricos clubes que, fundado en 1958, ha desarrollado su actividad de manera un tanto irregular e intermitente, apareciendo en el panorama de la competición estatal en diferentes y puntuales etapas, habiendo canalizado la misma a través de la promoción y desarrollo del softbol, fundamentalmente femenino, en el ámbito de la Comunidad Valenciana y nacional, aunque siempre manteniendo equipos de béisbol, sobre todo en categorías menores.
Tanto con el equipo femenino, como con los Sub masculinos, Antorcha ha ido cosechando grandes éxitos en las competencias domésticas, estatales e internacionales, siempre bajo el auspicio de su alma mater, viejo zorro de la gran pelota y miembro del Salón de la fama de la RFEBS, BETO SANCHEZ, que desde hace más de tres décadas viene rigiendo los destinos de este longevo club.
Pero ahora hablamos de béisbol. Béisbol sénior y de pelota de la máxima división estatal.
Desde hace unos años, luego de conseguir, por fin, el ansiado ascenso a la División de Honor de la Liga Nacional, la novena del río Turia, se presenta cada temporada como un equipo compacto y con personalidad, habiendo comenzado la del 2022, como uno de los equipos más interesantes y competitivos, alcanzando excelentes niveles de juego y con grandes esperanzas de mantenerse en la élite.
Pero conviene significar sin embargo que, aunque se encuentre cómodo en esa mitad de la tabla, ha recibido varios pinchazos en sus ruedas.
También conviene recordar que la pasada temporada, San Inazio apabulló a los valencianos en sus enfrentamientos, apagando la llama de su antorcha en los dos juegos y terminando ambos por diferencia de carreras en el 7º inning.
Pero… (Otra vez el pero), hasta el más torpe sabe que, cada temporada, cada jornada, es diferente y hay que afrontarla de manera particular y concreta y que, en este caso, los valencianistas no se lo van a poner fácil. Por ello, el SANI no debe mirar al pasado, sino enfrentarse con serenidad al presente.
Y el “presente”, le espera el sábado a partir de las 11,30, para ratificar su progresión, intentar conseguir las dos nuevas victorias y consolidarse como la novena que aspira a…todo.
De nuevo, una jornada con mucho arroz valenciano. Pero San Inazio ya conoce la mejor manera de degustar las paellas.
Zorte on.





ASTROS PUSO EL ARROZ Y SAN INAZIO SE LLEVÓ LAS PAELLAS

23 05 2022

Apasionante jornada pelotera la de este sábado, en la que hubo dos juegos con muchos quilates de calidad.
Decíamos la pasada semana que cuando SAN NAZIO lo “intenta de verdad, el resultado siempre es la victoria”. Y no es porque en otras jornadas no lo intentara, sino que en ésta, el intento fue superior y el resultado, supremo. Consiguió, no una, sino las dos victorias. Y lo hizo ante un gran rival.
Solucionó el primer juego con cierta comodidad adjudicándoselo con un 4 a 1, y arrollando en el segundo partido a un Valencia Astros que en escasos momentos consiguió levantar cabeza y, sufriendo, se llevó una aplastante derrota de 6 carreras a 0.
Los celestes de Kepa Pocero permitieron pocas oportunidades a los valencianos. Subieron al montículo a su estrella Elio Silva que solventó un comprometido encuentro y no exento de ligeras dificultades, propiciadas por oportunos batazos rivales y algunos pequeños tropiezos en defensa, pero que sin embargo solo sirvieron para conseguir una sola anotación arrocera. Y sucia, por cierto.
Silva retiró por la vía del strike out a 9 bateadores durante las siete entradas trabajadas, permitiendo tan solo 6 hits y 4 boletos, mientras que su relevo Armando Dueñas, responsable de cerrar el partido, lo hizo con brillantez y solvencia, castigando con 3 ponches y permitiendo un solo hit en sus dos innings lanzados, anulando cualquier posibilidad de recuperación y/o triunfo levantino.

Es necesario recordar que los galácticos valencianistas lideran el grupo B y no están en cabeza por pura casualidad, sino por ser una novena garante de buen juego y calidad, como así lo demostró en los dos partidos. Lo que sucedió es que los peloteros del SANI, consiguieron anular cualquier atisbo de poder naranjero, reduciendo al máximo sus ambiciones de victoria.
Astros compitió mucho y bien, hizo gala de su saber hacer y, en algunos momentos, (pocos y puntuales) puso en aprietos a los saniarras, pero ni supo, ni pudo, ganar a un San Inazio crecido y envalentonado que saltó al diamante dispuesto a desplegar y demostrar todo su poderío, para dejar en anécdota, cualesquiera otros malos resultados anteriores.
Si bien en el primero de los encuentros, los lanzadores bilbaínos lo taponaron con efectividad y eficacia y lo resolvieron con éxito, no fue menor la actuación de los que se subieron al montículo en el segundo de la jornada.
Royd Hernández, recuperado y ganador, junto a su siempre efectivo relevo Giovanni Ramírez se encargaron de pifiar las aspiraciones valencianistas, saldando eficazmente el encuentro sin permitir ninguna carrera, dejando por tanto sus casilleros en blanco.
Hernández castigó a 8 bateadores en home, en sus 7 entradas lanzadas, permitiendo solamente 5 batazos buenos y otorgando un solo boleto, mientras Giovanni se cargó a 2 con el madero en la mano, con un solo hit, en algo más de una entrada.
La anécdota se dio en la última oportunidad que Astros tenía para provocar un descalabro en el casillero bilbaíno, cuando el rector del SANI concedió a Rubén González la oportunidad de cerrar el 9º, quien aceptó con orgullo el reto, se subió a la loma y con total determinación, aplicando toda su capacidad de pitcheo, lo cerró con solvencia, llevándose por delante al sorthstop valencianista con tres strikes de lujo. Ahí terminó el juego y ahí acabó la victoriosa jornada.
Claro que, un partido de béisbol no se gana solamente con el trabajo desde el montículo, porque para anotar carreras es necesario contar con la participación del resto de compañeros, con los bateadores.
Y a esa labor contribuyeron de manera excepcional el resto de la plantilla. En el primero de los encuentros participó con nota sobresaliente, el lineup al completo, brillando su tercera base Kreisber Auciello con 3 imparables y un boleto, así como el receptor Jose Abilio Ferrer con 2 limpios, uno de ellos volando la cerca por la parte central (lo había prometido) empujando a dos compañeros para anotar tres carreras, Aníbal Medina y Leo Correa con dos imparables cada uno, que sumando los dos del designado Fidel Torres “Mañé”, más el doble del jardinero izquierdo Daniel Moreno y junto con los sencillos de Yoel Caballero y Frederman López, hicieron un total de 14 hits.
Toda una labor ofensiva que ensombreció el trabajo de los dos lanzadores que defendieron el montículo valencianista durante las ocho entradas y media que duró el encuentro que, por cierto, tan solo consumió dos horas y cuarenta minutos de tiempo, bastante por debajo de la duración de lo que hasta ahora nos tiene acostumbrados esta Liga Nacional, en su División de Honor.
Pero, aún quedaba por resolverse la otra mitad de la jornada y mientras tanto, Lowuin Sacramento, el estelar de los galácticos, se preparaba concienzudamente para frenar desde el círculo de 18 pies a los osados bateadores bizkaínos.
Comenzó su trabajo protestando airadamente por lo que, solamente él, consideraba un deficiente estado del montículo, a pesar de haber sido acondicionado a la perfección al finalizar, y como siempre, el primer juego.
¿Fue acaso, esa, la disculpa y justificación para que durante los 6 innings completos que lanzó, solo pudiera ponchar a dos bateadores del SANI? Porque ni su relevo Justin Luna, que eliminó en home a otros dos, pero en la mitad de entradas pitcheadas, elevó protesta alguna. Como tampoco lo hicieron sus anteriores compañeros, ni juzgaron inconveniente alguno, al respecto, los Sres. Colegiados.
Quienes sí juzgaron su actuación, fueron los 10 hits que le conectaron en esas seis entradas que lanzó y por lo que tuvo que ser reemplazado.
Esta vez, en un partido aún más corto en el tiempo (2:35), pero más largo en el sufrimiento valenciano, los inazios dispararon a dar y dieron, 13 veces en la diana de los incogibles, labor que Pocero había encargado realizar de nuevo a los Auciello, que sacudió 4 limpios, Ferrer y Blanco, que imprimieron dos cada uno, y Moreno que con dos dobles, más los sencillos de Caballero, Correa y Frederman López, obedientes, consiguieron doblegar a Valencia Astros, con un rotundo y contundente 6 a 0.
En total, se batearon 27 hits, por lo que el sábado, el graderío del diamante de El Fango pudo contemplar un béisbol de calidad, tuvo la oportunidad de ver en acción a excelentes peloteros de ambas novenas, disfrutó de una jornada en la que el equipo de casa ofreció un precioso espectáculo y retornó a sus quehaceres, satisfecho con lo vivido.
Sabido es que aún queda medio calendario por consumir y que ningún rival es fácil de batir, pero los bizkainos llevan ya un tiempo con los spikes bien ajustados, los bates bien aferrados y con sus guates de fildeo bien seguros en sus manos. En definitiva, llevan varias jornadas demostrando que siguen siendo un temible y temido rival en esta liga, dentro y fuera de su txoko.
SAN INAZIO, se consolida día a día y es, cada vez, más seguro y ambicioso. El play off liguero le está esperando.





EL FANGO ESPERA A VALENCIA ASTROS

19 05 2022

Pasado mañana sábado, a partir de las 13:00h, las gradas del polideportivo El Fango, deberán estar abarrotadas de aficionados al béisbol en general y de seguidores del San Inazio en particular, para presenciar y disfrutar de una muy interesante, importante y esperada jornada beisbolera, en la que medirán sus fuerzas dos grandes novenas, con dos objetivos compartidos.
El primero y más importante, obviamente, es alzarse con sendas victorias. El segundo, tratar de evitar por todos los medios enfrentarse en el cruce, si ambos logran la clasificación para los play off.
Lógicamente para ello, San Inazio debe alcanzar el liderazgo de su grupo, mientras que Valencia Astros tiene como misión, mantenerse a la cabeza del suyo.
Astros y celestes son viejos conocidos e históricos rivales pero, en los enfrentamientos entre sí, no cuenta ni la historia ni siquiera la actual clasificación de cada uno de ellos.

Es cierto que la estadística y los números siempre revolotean alrededor de cualquier enfrentamiento de trascendencia, pero en este puntual caso, lo fundamental y verdaderamente relevante es la mentalidad ganadora con que la novena bilbaína arrostre la jornada.
El peso que inclinará la balanza dependerá de la importancia y calidad de sus actuales plantillas, del acierto y finura de sus batazos, de sus defensas, del estado de forma de sus respectivos bullpen y…….. de la suerte necesaria para desplegar todo su potencial sobre el diamante.
Los partidos, que de nuevo corresponden a ese especial formato “Interliga” y a una sola vuelta, habían quedado supeditados en su momento, a un posterior sorteo para la designación de campo.
Inicialmente, la suerte ha sonreído a San Inazio (y que sirva de precedente) ya que la sede para disputar los encuentros ha correspondido al diamante bilbaíno, por lo que los saniarras deberán aprovechar la eventual circunstancia de jugar esta octava jornada en casa y, con el máximo rendimiento deportivo, optimizar el beneficio que la ruleta les ha deparado.
San Inazio Bilbao Bizkaia, dice estar preparado para el reto, para ofrecer el mejor espectáculo y para llevarse las victorias.
Que así sea.
Zorte on.