LOS CANES DEL VILA, SE ROBA UN HUESO

7 06 2021

Pero los botxeros del SANI le robaron otro a VILADECANS. Amos huesos fueron duros, muy duros de roer.
La octava jornada de Liga Nacional, disputada este fin de semana en el diamante bilbaíno, se podría enmarcar como dos de los encuentros más competidos por la novena vasca. Una pena que las instalaciones de El Fango continúen cerradas y que los seguidores del SANI en particular y los amantes del béisbol en general, no hayan podido disfrutar de un espectáculo deportivo de muchos quilates, con destellos de altísima calidad.
El encuentro programado para la tarde del sábado produjo, en todo su desarrollo, una más que interesante ilusión entre los peloteros saniarras y gran tensión en los dos equipos hasta que VILADECANS, en sus dos últimos turnos al bate, anotó una y dos carreras respectivamente, manteniendo en vilo y con gran suspense la acción ofensiva definitiva de SAN INAZIO que no supo cerrar con éxito, un encuentro que mantenía empatado y cuasi dominado hasta la 7ª entrada.

El tremendo duelo establecido entre dos impresionantes lanzadores que sacudieron entre los dos, 19 ponches (10 para Misael Villa, 9 para Jorge Balboa) mantuvo la incertidumbre hasta el final del encuentro.
Comenzaron los catalanes anotando una carrera en el primer inning que no fue respondida hasta el segundo en el que SANI anotó, dos para ponerse por delante en el marcador y en el 5º, repitió anotación.
Pero al cierre de la sexta entrada VILADECANS, pisó la goma del home dos veces y empataba un apretado juego que veía cómo se les iba de las manos.
En el 8º, el exterior izquierdo Gullón, se encargó de meter el miedo en el cuerpo de los bizkaitarras, anotando la carrera que desnivelada el marcador poniéndolo 4×3 a favor de los peloteros del Bajo Llobregat.
Los celestes no consiguen anotar en ese penúltimo y feo turno al bate, dejando a Caballero pisando la almohadilla de tercera base sin anotar
la que hubiera sido la carrera que empataba el partido.

Llegada la última y definitiva entrada y luego de haber renovado la batería bilbaína en el 7º, de nuevo comparece el cuarto bate catalanista que, tres entradas antes había volado la cerca y repite pepinazo sacando la bola hasta la carretera por el centerfield y empujando a su compañero Pérez que se encontró por el camino, para anotar las dos definitivas carreras que, finalmente supusieron el resultado final de 6 a 3, toda vez que los tres últimos bateadores bilbaínos, con tres enormes batazos, no tuvieron suerte, al encontrarse con la excelente defensa del sorthstop y segunda base catalanes.
SAN INAZIO perdió números. Con Balboa enfrente, en este juego tan solo bateó 6 imparables, cometiendo además tres errores.
No obstante y con todo ello, la novena bilbaína sigue demostrando su excelente calidad y el porqué de su clasificación en la parte alta de la tabla.

Es fue el único hueso que los canes del VILA se llevaron a la boca, porque…
Las tornas, cambiaron radicalmente en el segundo encuentro, con un Elio Silva dominando el montículo y enfriando los bates que el día anterior habían hecho mucho daño, permitiendo tan solo cinco jits (uno de dos bases) y propinando 12 dolorosos ponches, entre ellos, DOS, al cuarto bate que venía de jonronear el sábado.
Si bien es cierto que la producción ofensiva del SANI, en este segundo partido, no estuvo a la altura de lo acostumbrado, bateando 6 imparables, la culpa la tuvieron los dos lanzadores a los que VILADECANS hubo de recurrir y a un cúmulo de mala suerte, que también juega, con tremendas y duras líneas que acabaron directamente en las manos (bate-guante) de la defensa amarilla-negra y que pudieron haber producido varias carreras celestes más.
SAN INAZIO anotó su primera carrera en el primer turno, con sencillo de Correa y doble de Moreno que empujan a Caballero a pisar la goma.
La segunda y definitiva la anotó el designado Sánchez, empujado por el sencillo de Stevens Ramírez que se quedó sin anotar.
Con un favorable, pero ajustado resultado de 2 carreras a 0, se jugaron nueve entradas de infarto. Los 11 batazos buenos que se repartieron ambos equipos, no conseguían producir anotación. Las defensas de ambas novenas se encargaban de abortar cualquier posibilidad, aunque ambas cometieron dos errores que, en cada uno de esos momentos, lo que sí originaban eran grandes sustos en cada banquillo.
Estrategias técnicas que no conseguían en ningún momento sobrepasar la tercera base. Tensión, mucha tensión en un encuentro más rápido y dinámico que el del sábado. Incertidumbre y nervios. Los dos equipos necesitaban la victoria pero cada uno por diferentes necesidades y aspiraciones.

Y llegada la novena y última comparecencia ofensiva catalanista (que actuaba como local)…suspense hitchcokniano.
Catalán, 1ªb, que había avanzado hasta 3ª gracias a un error defensivo vasco, anota la primera carrera, poniendo el marcador en un incontrolable temblor. El responsable técnico saniarra había concedido la base intencional a Gullón que ya se había comido dos ponches con anterioridad. Peguero que sale de refresco, batea un sencillo por el jardín izquierdo y Castaño que se encontraba sobre la almohadilla de 3ª, sale disparado en busca de la goma de home. Ahora la que se dispara es la adrenalina de los competes de ambas novenas. VILADECANS sale en tropel y alborozado de su dogau, dirigiéndose hacia la goma, a la espera de ofrecerle un gran ramillete de aplausos y abrazos a quien iba a empatar el juego y abrir la puerta de la victoria a su compañero Grullón que le venía persiguiendo. Las gargantas de los peloteros bilbaínos, tragando saliva sin permitir sonido alguno y sin respiración. A Castaño le faltan unos escasos metros para llegar y anotar. Los celestes veían cómo se le escapaba la victoria como agua entre los dedos. La clasificación general se apretaba por momentos con un triple empate. El locutor de la retrasmisión gritaba y empujaba con su aliento al corredor. Durante unos segundos, hasta el sol que lucía sobre El Fango, desapareció asustado.
Pero lo que no esperaban ni Castaño ni nadie de VILADECANS, ni el propio sol, era que, el niño IKER BILBAO, había cargado la escopeta de su brazo derecho y como ya lo hiciera antes en Valencia, acabó de “un tiro”, con las ilusiones catalanas. Y con el partido. Se cargó al corredor cuando aún le faltaba un metro para tocar la goma. A Iker Bilbao, le sobró ese metro.

SAN INAZIO BILBAO BIZKAIA derrotaba a VILADECANS 2 x 1 y se repartía las victorias.
Con la madera, volvieron a estar presentes es esta jornada partida, MORENO, CORREA, KREISBER, DELOGU y MORALES, así como S. RAMIREZ y SANCHEZ.
El SANI, sigue vivo. Y cuarto

1º PARTIDO – BOX SCORE
2º PARTIDO – BOX SCORE
ESTADISTICAS ACUMULADAS 2021


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: